Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pujol evita hacer declaraciones tras cifrarse en 70 millones el presunto beneficio ilícito de su familia

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol no ha querido hacer declaraciones este martes por la mañana al salir de su casa, al día siguiente de saberse nuevos detalles sobre la investigación de su patrimonio familiar.
Pujol ha salido a la calle limitándose a levantar levemente las manos ante los periodistas en señal de no querer hablar, y no ha dicho nada hasta subirse al coche que le ha esperado ante el edificio de su piso.
Su familia pudo obtener un beneficio presuntamente ilícito de al menos 70,4 millones de euros desde 1990, según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional incorporado a la causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata sobre el origen de la fortuna familiar.