Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Pujol vaciaron sus cuentas bancarias en Andorra en los últimos años

Marta Ferrusola se niega a declarar ante la comisión de investigación del ParlamentEFE

La comisión rogatoria enviada por las autoridades andorranas a España recoge de forma minuciosa todos los movimientos de dinero de la familia Pujol desde el año 1991 hasta la actualidad en los bancos locales Andbank y BPA (Banca Privada de Andorra). Del análisis de esa documentación, los investigadores de la UDEF han podido acreditar que las cuentas que antaño atesoraban y movían grandes cantidades de dinero, en los últimos tiempos habían sido vaciadas.

Según informan a Europa Press fuentes de la investigación, apenas quedan pocas cantidades de dinero en las cuentas andorranas de la familia, nada que ver con los años de máximo movimiento --que también recoge la comisión rogatoria-- en los que se llegaron a mover sumas de dinero que superaban fácilmente los diez millones de euros. Los investigadores de la Policía todavía no han tenido tiempo de hacer un estudio de la cantidad total que llegaron a acumular sólo en esos dos bancos andorranos.
Desde la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) de la Policía Nacional tienen la certeza de que la familia Pujol actuaba como un grupo organizado desde hace décadas. Sospechan que cobraban comisiones aprovechando su influencia política y posteriormente se repartían las ganancias entre los distintos miembros de la familia. El negocio se completaba con actividades destinadas a blanquear ese dinero, es decir, reintegrar en el circuito económico legal el dinero que partía de las mordidas.
¿Qué busca la UDEF?
La documentación incautada por la UDEF en la quincena de registros realizados en la 'operación Hades' servirá precisamente para 'traducir' la cantidad ingente de movimientos bancarios que arroja la comisión rogatoria. Se buscan básicamente dos cosas: pruebas que sirvan para confirmar o desmentir las actividades económicas declaradas por los Pujol y conocer los mecanismos de blanqueo de dinero.
Algunos documentos procedentes de Andorra ya están arrojando luz sobre el origen de la fortuna de la familia. Los investigadores destacan la importancia del manuscrito del año 2001 en el que el expresidente comunicó a Andbank que era suyo el dinero que había en una cuenta de esa entidad a nombre de su hijo mayor Jordi Pujol Ferrusola. Eran más de dos millones de euros, según las fuentes consultadas por Europa Press.
La familia Pujol dice que fue para que la mujer del primogénito no tuviese acceso al dinero, pero la UDEF no da crédito a esta versión. Creen que realmente era del padre, quien afirmó que nunca había tenido cuentas en el extranjero. Los investigadores descartan que esa cantidad procediese de la presunta herencia familiar.
Andorra, sólo una parte
Pese a todo, desde la Policía no obvian que el material remitido por Andorra sólo incluye la información de la que disponen dos bancos, es decir, tan sólo una parte de la investigación pese que se trata de miles de folios que apilados uno encima del otro alcanzan hasta un metro de altura.
Pero la investigación abarca numerosas entidades bancarias con las que operaban los Pujol a la hora de desviar su fortuna y sobre todo a diversos paraísos fiscales (Suiza, Leichtenstein, Panamá...). Desde la UDEF son conscientes de que será necesario mucho análisis de documentos para seguir el camino recorrido por el dinero y mucha colaboración por parte de las autoridades de esos países, algo que no siempre se da tratándose de paraísos fiscales. La comisión rogatoria de Andorra ha tardado un año en ser remitida a España.
Es el punto del blanqueo el que más importancia otorgan los investigadores de la Policía en su investigación de las operaciones del la familia del ex presidente del la Generalitat. A la hora de depurar responsabilidades penales, el delito de blanqueo es el que más dificultades tiene para prescribir ya que precisa de una actividad continuada en el tiempo.
Más empresarios implicados
Sostiene la Policía que nadie que se dedique a una actividad económica normal puede tener tal cantidad de movimientos de dinero como tenían en la familia Pujol. El dinero se movía constantemente, también contaban con testaferros y sociedades pantalla. En la 'operación Hades' fueron registradas las casas y empresas de tres empresarios (Villarrubí, Ferrer y Delso), pero las fuentes consultadas no dudan de que hay más empresarios implicados.
En los últimos años, los hijos del expresidente se preocupaban por justificar sus actividades y elaborar facturas sobre presuntos servicios que prestaban, pero sobre los que la Policía también tiene serias dudas. Ponen como ejemplo trabajos de asesoría verbal sobre asuntos de los que no tenían ningún conocimiento, pero sobre los que no consta ningún informe ni trabajo escrito.
Los análisis de la comisión rogatoria también vienen a desmentir la pericia inversora de Jordi Pujol Ferrusola, el hijo más activo de la trama, según los investigadores. La documentación aportada por Andorra incluye algunos negocios ruinosos o inversiones corrientes a plazo fijo muy alejadas de lo que se conoce como 'pelotazos'.