Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont: "No quiero una declaración de independencia, quiero una de interdependencia"

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha resaltado este miércoles que no quiere hacer una declaración de independencia sino que lo que quiere es "hacer una declaración de interdependencia" porque hay que aceptar, en su opinión, que en este siglo las relaciones entre los Estados deben basarse en la cooperación.
Así se ha expresado en una entrevista a Euronews recogida por Europa Press después de que él, el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y el consejero de Exteriores, Raül Romeva, viajaran a Bruselas para defender la celebración del referéndum en una conferencia en una sala del Parlamento Europeo.
Según Puigdemont, cuando se modificó el Estatut se hizo dentro del marco constitucional con el compromiso de permanecer y tener una mejor relación con España, pero "la repuesta siempre ha sido la misma, ha dicho que no".
"Pero si dice que quiere hablar, estamos dispuestos a escuchar", ha insistido Puigdemont al preguntársele si estaría dispuesto a encontrar una fórmula, dentro de un nuevo marco constitucional reformado, de cohabitación con el resto del Estado.
El presidente catalán también ha argumentado que el objetivo de su visita a Bruselas no era que le recibieran los representantes de la UE, pero ha añadido: "Ya llegará el momento de pedir una reunión y desde luego espero, como ha sido el caso con otros líderes de regiones europeas, que me reciban las máximas autoridades y podamos hablar libre y abiertamente de Cataluña".
Sobre si el referéndum puede asustar a Europa, ha asegurado que la primera vez que la palabra referéndum se asocia con algo que no está de acuerdo con los gobiernos es "cuando la ciudadanía se expresa de forma contraria a los intereses de los Estados".