Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont dará la bienvenida a los participantes del Foro Regional de la UpM de este lunes

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el consejero catalán de Exteriores, Raül Romeva, darán la bienvenida a los representantes ministeriales de Asuntos Exteriores de países del Mediterráneo participantes en el II Foro Regional de la Unión por el Mediterráneo (UpM) que comienza este lunes en Barcelona, ha informado este domingo el Govern en un comunicado.
Bajo el título 'El Mediterráneo en acción: los jóvenes, motor de la estabilidad y el desarrollo', el encuentro estará copresidido por la alta representante de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Federica Mogherini, y el ministro de Asuntos Exteriores y Expatriados del Reino Hachemita de Jordania, Ayman Al Safadi.
La inauguración del foro que acoge el Palacio de Pedralbes irá a cargo de Mogherini y Al Safadi, además de contar con el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, Alfonso Dastis, y a lo largo del foro también intervendrá el presidente del Senado de Italia y de la Asamblea Parlamentaria de la UpM, Pietro Grasso, entre otras autoridades.
En la reunión de ministros de Exteriores del I Foro Regional, celebrado también en Barcelona en noviembre de 2015, no hubo presencia de representantes de la Generalitat tras un enfrentamiento previo entre el entonces presidente catalán Artur Mas y el Gobierno español ocurrido en 2013.
En un foro económico organizado por la UpM, Mas quería tomar la palabra en la inauguración del acto, donde estaba previsto que hablase el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pero finalmente sólo se le invitó a asistir a la inauguración, pero no a hablar, al considerar que se trataba de una reunión entre Estados en la que la Generalitat no tenía ningún papel que desempeñar.