Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont reta a cualquiera a decir qué marco legal ha "pisado" Borràs comprando urnas

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha retado a cualquiera a decir qué ley "ha pisado" la consellera de Gobernación para que el fiscal del Estado ordene al fiscal jefe de Cataluña querellarse contra ella por presunta prevaricación, desobediencia y malversación al licitar la compra de 8.000 urnas para contiendas electorales, consultas y procesos participativos.
Lo ha dicho en la sesión de control al presidente del pleno de este miércoles, en respuesta a una pregunta del líder del PSC, Miquel Iceta, sobre que la mayoría independentista del Parlament --JxSí y la CUP-- "vetaran" la comisión del caso Vidal y para explicar las actuaciones del Govern para preparar la independencia de Cataluña.
Puigdemont no ha compartido la calificación de veto y ha dicho que el grupo apoya al Govern quiere hablar y explicar el proceso en la Cámara, pero que no puede hacerlo por "las trabas" judiciales.
Iceta le ha dicho que el Parlament tiene mecanismos para abordar este tipo de temas, pero le ha reprochado que pida poder debatir en la Cámara mientras su grupo veta comparecencias y peticiones de documentación de los grupos.
"Nuestro grupo le ha pedido información concreta sobre la mal llamada ley de transitoriedad jurídica. Están siendo opacos. Cuando se hacen las cosas a escondidas es que no se están haciendo bien", ha razonado Iceta, que ha recordado a Puigdemont que se comprometió a hacer las cosas dentro de la legalidad.
Por eso le ha insistido en que el último dictamen del Consell de Garanties Estatutàries afirmaba que el Govern no tiene potestad para hacer un referéndum sobre el futuro de Catalunya, y le ha recordado que su "obligación" es mantener a las instituciones dentro de la ley.
El presidente le ha replicado que las actuaciones del Estado pretenden que desde Cataluña se haga "el trabajo sucio" de la Fiscalía, mientras que lo que hace él es cumplir el compromiso con los electores.
Además, ha criticado esas actuaciones judiciales: "¿Qué marco de legalidad ha vulnerado la consellera Borràs? Ninguno. Reto a cualquiera a decirme qué marco legal ha pisado al comprar unas urnas".
Y ha asegurado que la Junta de Andalucía, gobernada por los socialistas, también ha comprado urnas pero no se han iniciado actuaciones desde Fiscalía contra ellos.