Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont califica de "sonora bofetada catalana" el fracaso de la investidura de Rajoy

Evitar las terceras elecciones requiere "voluntad y coraje"
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha calificado de "sonora bofetada catalana" la votación de la investidura a la Presidencia del Gobierno central perdida por el popular Mariano Rajoy esta semana.
"Es evidente que el candidato de la coalición PP-C's recibió una sonora bofetada catalana porque 36 de los 47 diputados catalanes dijeron 'no' al señor Rajoy, 'no' a la coalición PP-C's, 'no' a que nos gobiernen unos partidos que justamente en Cataluña quedaron los últimos", ha declarado tras inaugurar el Centro de Ciencia Experimental Biomédica Aplicada (Creba) de Torrelameu.
"Ignorar, incluso despreciar, ofender, las reclamaciones legítimas de una amplia mayoría de catalanes que han votado no conduce a solucionar los problemas que hay en España", según él.
Puigdemont ha recalcado que España tiene un problema que no es Cataluña: "Cataluña es un problema del señor Rajoy y los señores de C's, porque por Cataluña no puede ser investido su candidato, pero este no es el problema de España; es problema el paro, la economía y el déficit".
Ha añadido que, además de buscar soluciones a los problemas económicos, hay que buscar solución política a la situación en Cataluña, como "se está reclamando de manera insistente desde la política catalana".
También ha insistido en que, si no se reconoce la realidad catalana, "es imposible conseguir una solución", y en que hay alternativa para evitar unas terceras elecciones.
"Hay un margen político para evitar terceras elecciones para dar estabilidad a un Gobierno de España y para dar respuesta política a las demandas catalana. Lo que no sé si hay es suficiente voluntad y coraje para afrontarlo", ha dicho.
REUNIÓN CON LA CUP
Sobre su reunión prevista con la CUP antes de la cuestión de confianza a la que él se someterá el 28 septiembre, Puigdemont ha dicho que el encuentro "se va a producir obviamente a principios de septiembre".
Al preguntarle los periodistas si la reunión se hará con luz y taquígrafos, el presidente ha contestado: "Las reuniones con la CUP siempre son serias".