Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont: las armas de Cataluña son el libro, la rosa y la cultura

Carles Puigdemont y su mujerEFE
Si la Unesco reconoce Sant Jordi no será por "los herederos de quienes persiguieron la cultura catalana"
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha celebrado este domingo que la festividad de Sant Jordi refleja a Cataluña como "un país culto que hace del libro y de la rosa sus armas más poderosas".
"Demostremos una vez más al mundo quiénes somos", ha pedido en un mensaje institucional por la Diada de Sant Jordi recogido por Europa Press, y además, ha evocado el esfuerzo del sector librero actual y de cuando la edición en catalán era clandestina.
Por eso, ha recordado que Sant Jordi sigue celebrándose "también gracias a los que mantuvieron la fiesta en tiempos difíciles", y gracias a ellos el mundo conoce a los escritores catalanes, además de por su calidad.
Ha añadido que la Generalitat y la Cambra del Llibre impulsan la candidatura para que la Unesco declare esta festividad Patrimonio Inmaterial de la Humanidad: "Cuantas más instituciones se añadan a nuestra propuesta, mejor", ha añadido después de que la vicepresidenta del Gobierno central apoyara esta iniciativa el viernes en Barcelona.
Y ha subrayado que, si la Unesco finalmente declara Sant Jordi Patrimonio de la Humanidad, "no será gracias a los herederos políticos de quienes persiguieron la cultura catalana durante décadas", sino a los que han mantenido vivas la lengua y cultura catalanas a través de sus libros.
FERIA DE BOLONIA
También ha destacado que la reciente Feria del Libro Infantil y Juvenil de Bolonia tuvo a Cataluña como invitada de honor, por lo que fue "el primer país que aún no tiene Estado que tiene invitación" de este evento, referente fundamental del sector.
Puigdemont ha constatado la calidad de todo el sector del libro en Cataluña todo el año, no sólo el 23 de abril, y ha añadido que el protagonismo de este día "es de la gente", por lo que les ha pedido salir a la calle a comprar rosas para demostrar que los catalanes quieren a su cultura.