Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont agradece a los nuevos consejeros que asumieran el cargo pese a la "ofensiva" de Rajoy

Pide a la oposición respeto tras los ceses por una decisión que "no habría querido tomar"
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado este miércoles que no cesó a los consejeros que han dejado el Gobierno y ha agradecido a los entrantes su compromiso por asumir el cargo y los sacrificios, en esta legislatura a punto de finalizar, ante "una ofensiva monumental por tierra mar y aire" del Estado y del Gobierno de Mariano Rajoy.
Lo ha dicho durante su intervención para rendir cuentas ante la Cámara por la crisis de su Gobierno que supuso la salida de la ya exconsejera de Presidencia Neus Munté, del exconsejero de Interior Jordi Jané y de la exconsejera de Enseñanza Meritxell Ruiz, sustituidos por Jordi Turull, Joaquim Forn y Clara Ponsatí, respectivamente.
"Yo no he tomado la decisión de cesar a nadie. Motivos para el cese no había ninguno. Solo motivos para el agradecimiento por la lealtad y el coraje", ha dicho el presidente sobre una crisis que comenzó con el exconsejero de Empresa Jordi Baiget tras haber puesto en duda el 1-O por la presión de Estado.
Ha sostenido que los salientes han dado un "paso al lado guiado por la ética de la responsabilidad" y cree que su balance político es la mejor respuesta a las críticas que ha generado la decisión de Puigdemont, que ha calificado de demagógicas.
Ha lamentado las críticas de la oposición --a los que ha pedido que reflexionen-- a la hora de atacar a los consejeros salientes: "Es doloroso que se extienda el mantra de que este Gobierno sólo piensa en el 'procés'. Es injusto y deshonesto".
Considera que esas críticas no aguantan el contraste con la trayectoria de los consejeros y no hacen justicia a la labor desarrollada hasta su cese: "Una decisión que yo no habría querido tomar", ha dicho.
"Que quede claro, los consejeros han prestado un servicio ejemplar. No al Gobierno, al país. Me siento cómplice de su obra de Gobierno y los entrantes, a los que les agradezco el coraje y valentía y se siente herederos. Siento la máxima complicidad en todo", ha sentenciado el presidente ante la Cámara catalana.
IMPLICADOS CON LA HOJA DE RUTA
Ha incidido en el coraje de los consejeros que asumen ahora el cargo, ante un Estado que utiliza "mecanismo lícitos e ilícitos", contra la hoja de ruta de ruta del Gobierno sobre la que el presidente ha recordado que no se debe perder de vista.
"Haremos lo que dijimos que haríamos en enero de 2016", ha ratificado Puigdemont antes de detallar exhaustivamente la biografía política de los consejeros entrantes y también la trayectoria política de los salientes, recordando las medidas que han implementado desde el Govern.
Considera que el momento político requiere de unas capacidades de las que los nuevos consejeros han hecho gala durante su carrera política y que cree que "esos atributos quedan confirmados asumiendo la responsabilidad y el honor de representar al pueblo de Cataluña" a través de su Gobierno.