Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont se quejará ante la Fira de que el Ejército esté en el Salón de la Enseñanza

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha anunciado este miércoles que presentarán una queja a Fira de Barcelona por permitir que Ejército participe en el Salón de la Enseñanza en marzo desoyendo al Parlament.
En respuesta a una pregunta de la CUP en la sesión de control parlamentario al Govern, ha recordado que en septiembre les enviaron una carta que trasladaba la preocupación expresada en la cámara por la posible presencia del Ejército en este salón, pero "esta carta no fue atendida por Fira de Barcelona".
También ha constatado que la presidenta del Consejo General de Fira de Barcelona es la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y no la Generalitat, y que la decisión de permitir que el Ejército esté en el salón es responsabilidad de Fira.
Para Puigdemont, es compatible que el Ejército haga su trabajo con que se respete "el sentimiento mayoritario de la sociedad catalana, que está sorprendida por que en un salón de estas características haya la presencia de este cuerpo", cuyo trabajo sí considera necesario porque la seguridad es imprescindible y no se puede banalizar, ha dicho.
"Pero deben ser compatible ambos intereses. Si tenemos que tomar alguna medida en este sentido, la tomaremos", ha subrayado el presidente catalán, después de que el Ejército haya solicitado ampliar hasta los 100 metros cuadrados la superficie que ocupa en el salón, triplicando el espacio de 2016.
La diputada de la CUP Gabriela Serra ha defendido que la soberanía del Parlament debe estar "por encima de las decisiones de Fira de Barcelona y del estamento militar español", y que las armas matan y no educan.