Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig asegura un inicio de curso "con absoluta normalidad" y acusa al PP de usar la educación como "cartel electoral"

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha subrayado que está "garantizada" la escolarización de los menores en los centros educativos donde los padres los han matriculado, antes de la suspensión del decreto de plurilingüismo, y ha subrayado que el inicio de curso se desarrollará "con absoluta normalidad". Asimismo, ha acusado al PP de "intentar hacer de la educación un espacio de confrontación política y un cartel electoral".
Así lo ha indicado Puig a los medios de comunicación en Alicante, al ser preguntado por los planes de la Generalitat, tras la suspensión por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat valenciana (TSJCV) del decreto de plurilingüismo.
Al respecto, el jefe del Consell ha indicado que la Generalitat está estudiando las acciones que tiene que emprender para garantizar un inicio de curso "con absoluta normalidad". "No puedo concretar la decisión porque se está estudiando en estos momentos, pero quiero garantizar a los padres que podrán escolarizar a sus hijos donde los habían matriculado".
Puig ha recordado que la suspensión solo afecta a los niños de tres años, por lo que ha negado la situación de "caos" que denuncia el PP al que ha acusado de utilizar la educación como "una herramienta de campaña electoral permanente", mientras el Consell busca, a través de la nueva ley de Educación, "un gran acuerdo y que haya certeza y estabilidad" en este ámbito.
Asimismo, ha reiterado que la intención del gobierno valenciano con el decreto es que los niños valencianos cuando acaben su etapa obligatoria sepan hablar valenciano, castellano e inglés. "El plurilingüismo está dando respuesta a lo que ha sido un fracaso del PP en estos 20 años y ha sido que sólo el 6% de los niños acababan con un conocimiento de ingles y el 36% en valenciano", ha criticado para insistir en que su objetivo es que dominen las tres lenguas para garantizar "igualdad de oportunidades".
"DESPARTIDIZAR EL DEBATE DE LA EDUCACIÓN"
Preguntado por la decisión del grupo parlamentario del PP en las Corts Valencianes de animar a las asociaciones y entidades a acudir al Comité de Peticiones de la Unión Europea para "denunciar" al ejecutivo autonómico por el "ataque" y "chantaje" que este documento supone, Puig ha reiterado que el PP busca "hacer de la educación un espacio de confrontación política, y un cartel electoral".
"La educación es más importante que la batalla partidista. Me produce tristeza esa actitud del PP porque su resultado en la cuestión lingüística ha sido un absoluto fracaso. Hay que despartidizar el debate de la educación", ha subrayado.
En este sentido, se ha cuestionado sobre el porque el PP "no quiere que los niños máxima capacitación en las tres lenguas" porque "esa es la cuestión" y "eso es lo que tiene que responder el PP". "Aquí no hay discriminación y nosotros estamos absolutamente dispuestos a mejorar todo lo que se tenga que mejorar porque no tenemos una posición cerrada ni dogmática, pero nos rebelamos frente a un fracaso estrepitoso del modelo del PP", ha señalado.
"RESPALDO LA GESTIÓN DE MI GOBIERNO"
Insistido sobre si "respalda" la gestión del conseller de Educación, Vicent Marzà, Puig ha remarcado que apoya la gestión de "todos" los miembros de su gobierno. "Todo siempre es mejorable y desde luego la acción del presidente también y nosotros estamos en el camino del diálogo y vamos a continuar hablando con todo el mundo, pero lo que es fundamental es entender que el decreto de plurilingüismo se ha hecho porque ha habido un fracaso y se ha hecho hablando con las universidades, con aquellos que tienen mayores conocimientos de enseñanza de lengua y viendo experiencia de otros países como Finlandia", ha afirmado.
En este sentido, ha indicado que este país cuenta con 5,5 millones de habitantes y tiene dos lenguas oficiales: el finés y el sueco, que lo hablan 200.000 personas, y "para ser funcionario hay que saber ambas" y, además, hablan en inglés. "Ese es el camino que hay que transitar, hay que hacerlo bien y con un gran acuerdo social por la educación. Es evidente que no puede ser un estadio partidista la educación", ha reivindicado.
De este modo, ha insistido en la voluntad de acuerdo con todas organizaciones para llegar "al máximo consenso posible". "Para nosotros solo hay una posición ideológica clara y responsable: la igualdad de oportunidades. Ese es un principio al que no vamos a abdicar en ningún momento", ha zanjado.