Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig apoya la "indignación" por el Cupo Vasco porque demuestra que "también hay dinero para el resto de CCAA"

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha manifestado este jueves que coincide "evidentemente" en la "indignación" por el acuerdo alcanzado entre el Gobierno central y vasco para el Cupo de Euskadi. "Lo que no puede haber es discriminación: si hay dinero para solucionar la cuestión del Cupo Vasco, que también haya dinero para solucionar la viabilidad del resto de comunidades autónomas", ha reivindicado.
A preguntas de los periodistas durante su viaje institucional en Helsinki (Finlandia), Puig ha valorado así la postura de la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, favorable a abrir un debate sobre el Contingente Vasco tras el pacto por el que el Ejecutivo devolverá a Euskadi 1.400 millones de euros por las competencias transferidas desde 2010.
El 'president' ha expresado su preocupación porque "se pueda visibilizar que la desigualdad ya es una norma habitual en el funcionamiento del Estado", aunque ha recalcado que los mecanismos, el concierto con el País Vasco, "no son en sí mismos la cuestión" pues "está en la Constitución".
En cualquier caso, sí ha reiterado su posición a favor de buscar "nuevas fórmulas que garanticen la igualdad entre los ciudadanos y reconozcan la singularidad entre territorios" en una futura reforma de la Carta Magna.
"Pero lo que no puede haber es discriminación. Coincido, evidentemente, en el sentido de indignación que se expresa cuando se indica en la acción presupuestaria que hay una situación discriminatoria. La Comunidad es la que menos recibe de toda España y no tiene ningún sentido, es absurdo", ha manifestado.
Ante esta situación, Ximo Puig ha abogado porque, "si hay dinero para solucionar la cuestión del Cupo Vasco, que también haya dinero para solucionar la viabilidad del resto de las CCAA".
A su juicio, "generar esta discriminación de forma permanente lo único que genera es conflicto. "El Gobierno lo que debe garantizar es equidad entre ciudadanos y que no haya conflictos", ha zanjado.