Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig pide que se garantice la electricidad en Utiel-Requena y dice que se habilitará una oficina para reclamar

Espera "explicaciones" del Gobierno central y afirma que se analizará "por qué pasó lo que pasó"
El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado que intentará volver a hablar con el ministro de Energía, Álvaro Nadal, para que "de alguna manera se garantice" que "en las próximas horas" los ciudadanos de la comarca valenciana de La Plana de Utiel-Requena recuperen el servicio eléctrico. Algo que ya le "garantizó" el titular de Energía en la conversación que mantuvieron el viernes, según ha indicado.
Además, en declaraciones a los medios tras mantener una reunión con el alcalde de Requena, Mario Sánchez, para hacer balance de los efectos del temporal, el jefe del Consell ha señalado que el próximo lunes se pondrá en marcha "una oficina para que se puedan presentar las reclamaciones oportunas", con el objetivo de que el plan de ayudas que se va a establecer "pueda generar el retorno suficiente para los ciudadanos".
Puig ha apuntado que el primer edil de Requena y su equipo de gobierno le han explicado "cuál es el estado de la situación" y ha destacado que "lo más preocupante es la vuelta a la normalidad del suministro eléctrico". "En estos momentos aún hay una parte importante de la población y de las aldeas que no tienen suministro y para nosotros es la gran prioridad", ha comentado en esta línea.
Así, ha anunciado que va a llamar a Nadal: "Voy a intentar volver a hablar con el ministro de Energía para que de alguna manera se garantice aquello que ayer se me garantizó, que es que en las próximas horas tendríamos ya un servicio para todos los ciudadanos de esta comarca con normalidad, porque ésta es una cuestión fundamental".
"En estos momentos ya llevamos bastantes horas sin suministro eléctrico y, cuando pasan de las 40 horas sin suministro, en muchas casas el problema se está agravando", ha subrayado.
En este sentido, fuentes de Iberdrola han apuntado que de los más de 32.000 afectados por los cortes de suministro, 23.000 lo han recuperado, mientras que más de 8.500 usuarios continúan sin luz.
"PLENA NORMALIDAD" EN LAS AUTOVÍAS
Preguntado por la situación de las autovías valencianas, Puig ha afirmado que "están ya en plena normalidad" y ha comentado que se analizará "por qué pasó lo que pasó". "Espero que el Gobierno dé explicaciones, pero en cualquier caso nosotros no queremos hacer ningún tipo de confrontación en este aspecto", ha añadido.
En esta línea, el jefe del Consell ha asegurado que el objetivo es que "se recupere el problema de la energía, que es lo básico y fundamental, y que poco a poco se vuelva a la normalidad".
Por otro lado, ha destacado que en la reunión con el alcalde del municipio afectado por los cortes de suministro eléctrico han conversado sobre "todo el plan de ayudas" y sobre "restablecer todos los servicios para que se entre en la normalidad esta semana próxima".
Sobre esto, ha explicado que el próximo lunes se pondrá en marcha una oficina para tramitar "las reclamaciones oportunas" de modo que el plan sirva para "generar el retorno suficiente para los ciudadanos".
SUMINISTRO DE AGUA
Inquirido por si continúan existiendo problemas de suministro de agua en algunas aldeas de la zona, el presidente de la Generalitat ha sostenido que "el problema que se tuvo no es sólo el suministro eléctrico, sino el suministro del agua, que está adosado directamente a la producción eléctrica". "Por tanto, en este momento, sin suministro eléctrico no se puede sacar agua de los pozos ni vehiculizar el agua", ha agregado.
El problema de este suministro es "un elemento fundamental que hay que resolver en las próximas horas", según ha dicho Puig, que ha aseverado que "lo más grave es que aún haya muchas personas, prácticamente el 40 por ciento de la población, que aún no tiene suministro eléctrico".