Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig se reunirá este martes con Sáenz de Santamaría para abordar "cuestiones prioritarias" como la financiación

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, se reunirá este martes en Valencia con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para abordar "cuestiones prioritarias" para la Comunitat Valenciana como la financiación autonómica.
Así lo ha indicado Puig a los medios de comunicación, antes de asistir a una jornada interparlamentaria PSPV-PSOE, un encuentro para valorar los acuerdos alcanzados a través del pacto del Botánico; detallar los retos planteados por el Gobierno para el próximo semestre en Sagunt; así como exponer y coordinar los trabajos para "valencianizar la agenda del Gobierno de Rajoy.
Para Puig, es evidente que se ha abierto un nuevo escenario de diálogo "extremadamente positivo" y, en este sentido, ha indicado que para que el Gobierno pueda aprobar sus presupuestos tendrá que haber "muchas cesiones y un proyecto que no será partidista y casi totalizante como tenía el PP".
Así, ha puesto en valor el trabajo que desempeñan los diputados socialistas tanto en el Congreso como en Les Corts Valencianes y ha destacado que ahora el Parlamento valenciano es "el centro de la actividad política, algo que no pasaba en los gobiernos del PP cuando Les Corts era una conselleria más de los gobiernos de la derecha". "Ahora es un espacio plural donde se debate y se consiguen sacar leyes adelante desde el trabajo, el esfuerzo y el diálogo, un elemento fundamental de la calidad democrática de una sociedad", ha puntualizado.
Por ello, ha considerado "importante" que el grupo parlamentario socialista en las Corts junto con el Congreso sea capaz de elaborar "estrategias a favor del proyecto de progreso para la Comunitat", ha insistido Puig, quien ha apostado por impulsar una "oposición útil en Madrid junto a un gobierno útil en la Comunitat".
En esta línea, ha pedido que los socialistas valencianos se centren en mejorar una propuesta socialdemócrata que pueda de verdad ser la alternativa a los gobiernos conservadores, así como una financiación en las inversiones que sea "proporcional" a la población de la región y que "de una vez por todas se financie el transporte metropolitano". "Ahora empieza una negociación amplia y espero que finalmente se recojan estos puntos que son claves para la Comunitat", ha exigido.
Para Puig, no se trata de hacer "fuegos artificiales", sino de hacer "propuestas realistas para solucionar los problemas de la gente y ser más útiles a la sociedad", ha incidido antes de asegurar que "el Consell está demostrando con hechos que es un gobierno progresista porque no se trata de hacer discursos efervescentes sino de actuar, cambiar y transformar la vida de la gente".
PROCESO DE CONSOLIDACIÓN DE LA GESTIÓN
El jefe del Consell ha puesto en valor el primer año y medio de gestión del nuevo ejecutivo valenciano y, este sentido, ha destacado que ya se está en "un proceso de consolidación de la gestión". "Llevábamos 20 años sin que gobernara la izquierda en esta comunidad y eso con una administración bastante precarizada, ha sido complicado el aterrizaje, pero este gobierno ya está claramente desarrollando una política altamente productiva", ha remarcado.
De este modo, ha subrayado que el escenario económico y social en estos 20 meses "ha mejorado sustancialmente", aunque ha subrayado que no hay que hacer "autobombo ni mostrar autosatifacción" porque el confort "solo lleva a limitar la capacidad de iniciativa". No obstante, ha reivindicado que ahora las cosas "van mejor y este gobierno crea un escenario de estabilidad, honradez y de dialogo social permanente y con estamos trabajando".
"Ahora un nuevo semestre y hemos sido de las primeras autonomías que ya hemos aprobado los presupuestos, se ha renovado Acord del Botànic y nos hemos comprometido a 50 nuevas medidas este semestre", ha valorado Puig, quien ha destacado la importancia del contacto permanente con la ciudadanía "porque este no es un proyecto de partido sino de país", ha incidido.
Por ello, ha abogado por mantener el 'feedback' con toda la ciudadanía a través de acciones como las jornadas de proximidad y así conocer de primera mano las reivindicaciones de todos los colectivos y plantear soluciones reales.