Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión provisional sin fianza para el hombre que atropelló mortalmente a un policía local en Carballo

El juez ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre que, en la madrugada de este sábado, atropelló mortalmente a un policía local en la localidad coruñesa de Carballo mientras realizaba un control de alcoholemia en la salida del municipio.
Así lo ha confirmado a los medios, a su salida de los Juzgados de Carballo, la abogada del conductor, Isabel León, quien ha precisado que éste, natural de Suiza y residente en este municipio coruñés, será enviado a la prisión de Teixeiro.
"Él está muy arrepentido por cómo sucedió y quiere que se de su más sincero pésame a la familia del policía local fallecido", ha asegurado la abogada, justo antes de añadir que, hasta que el fiscal emita su escrito de acusación, todo es "provisional".
En concreto, el detenido, que arrojó en las pruebas de alcoholemia 0,91 y 0,94 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado y negativo en drogas, pasó a disposición judicial sobre las 10,00 horas de este domingo y no salió de los juzgados hasta casi tres horas después, sobre las 13,00 horas.
La Guardia Civil informó este sábado que al detenido, sobre el que constan al menos tres positivos por alcoholemia, se le imputa un delito de homicidio por imprudencia grave.
El agente fallecido tras ser atropellado, José Luis Garea, de 50 años de edad y natural de Cerceda --en donde será enterrado-- tenía tres hijos.
El Pleno del Ayuntamiento de Carballo se reunió en sesión extraordinaria este sábado para mostrar sus condolencias a la familia de José Luis Garea.
Además, decretó dos días de luto oficial y colgó las banderas a media asta en señal de duelo, mientras que el consistorio acordó personarse en la causa y tomar todas las medidas judiciales necesarias en defensa del agente fallecido.