Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Posada abre las puertas del Congreso en una cita con menos visitantes 'madrugadores'

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha inaugurado la decimoséptima edición de las Jornadas de Puertas abiertas que la institución viene celebrando desde 1997, pero que el año pasado no tuvieron lugar como consecuencia de las obras que durante los últimos doce meses han afectado al Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

Se trata de la primera vez que Posada ejerce como anfitrión de los ciudadanos, una tarea que, según ha comentado, considera "un honor". "Esperaba con mucha ilusión estas jornadas. Llevo muchos años en el Congreso como diputado y sé la importancia que tiene este día", ha confesado, tras agradecer a las personas que se acercan a conocer el Congreso que tengan "una dedicación especial a las instituciones en este día".
En las últimas jornadas de este tipo que acogió en Congreso, en diciembre de 2011, aún ocupaba la Presidencia el socialista José Bono porque, aunque las elecciones habían tenido lugar el 20 de noviembre, las nuevas Cortes no se constituyeron hasta el 13 de diciembre. En 2012 las obras que hasta hace un mes han tenido lugar en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo impidieron la celebración de esta cita, que este año coincide con el trigésimo quinto aniversario de la Constitución.
Los presidentes del Congreso van cambiando, pero desde hace años el primer visitante en atravesar la Puerta de los Leones es el mismo hombre. Posada le ha saludado efusivamente y el ya famoso 'invitado' le ha explicado que el año pasado sintió "mucho" no poder visitar la Cámara.
Posada considera que el punto más importante del recorrido que los visitantes realizan por las dependencias parlamentarias es el Hemiciclo. "Es donde está el centro de la vida parlamentaria y tiene un gran atractivo", ha señalado, al igual que ha destacado el interés que despierta el contiguo Salón de los Pasos Perdidos.
LA REJILLA DEL 23-F
Sin embargo, el presidente también ha recomendado a los visitantes que este año, "por ser la novedad" se paren a contemplar la rejilla con una marca de uno de los disparos de bala que se registraron durante la intentona golpista del 23 de febrero de 1981 y que fue retirada durante la última rehabilitación del Salón de Plenos. Precisamente, este martes será enterrado en Madrid el exgeneral Alfonso Armada, uno de los condenados por su participación en el fallido golpe de Estado.
Este año las Puertas Abiertas coinciden con el trigésimo quinto aniversario de la aprobación de la Constitución y tendrá lugar el martes y el miércoles. La Puerta de los Leones del Congreso, que sólo se abre para esta cita y cuando los Reyes acuden a la Cámara, se ha abierto a nueve y media de la mañana y habrá visitas hasta las siete de la tarde.
Además de Posada se han acercado a recibir a los primeros 'invitados' anónimos los vicepresidentes de la Cámara Celia Villalobos y Javier Barrero, el secretario cuarto de la Mesa Teófilo de Luis y la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez.
Esta primera 'oleada' de ciudadanos ha sido menor que en años anteriores. De hecho, ha habido varios minutos en los que ningún invitado ha atravesado el Vestíbulo de Isabel II, la primera estancia a la que se accede por la Puerta de los Leones.
Los miembros de la Mesa del Congreso ha atribuido esta menor afluencia matutina al hecho que en esta vez las Puertas Abiertas se han convocado en día laborable. Después, en una entrevista radiofónica, ya con el Hemiciclo repleto de gente, el propio Posada ha admitido que quizá el parón del año pasado influya en que haya menos visitantes. "Romper la continuidad de las cosas puede provocar que venga algo menos de gente", ha comentado.