Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Posada se atribuye por error el cargo de presidente del Gobierno en su discurso

Jesús Posada y Pío García Escudero durante el izado de la bandera nacionalcuatro.com

El presidente del Congreso, Jesús Posada, se ha atribuido el cargo de jefe del Ejecutivo por error durante su discurso en la Cámara Baja con motivo del Día de la Constitución, un lapsus ante el que Mariano Rajoy, de pie a su lado, ha sonreído y hecho un gesto con los hombro para quitarle importancia.

Hacia el final de su intervención ante las autoridades del Estado, cuando se estaba refiriendo a la cuestión catalana, Posada ha señalado que su obligación "como presidente del Gobierno" era recordar que la Cámara Baja ya ha rechazado la posibilidad de ceder a la Generalitat la potestad para celebrar un referéndum.
Ante esta equivocación, el presidente del Tribunal Constitucional (TC), Francisco Pérez de los Cobos, ha mirado a Mariano Rajoy sonriéndole, y el presidente simplemente ha encogido los hombros, quitando hierro a la situación.
La anécdota tampoco ha pasado inadvertida para otros asistentes. Así, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, también se ha sonreído al escuchar a Posada, y los ministros de Fomento e Interior, Ana Pastor y Jorge Fernández Díaz respectivamente, lo han comentado divertidos.
Evita un uso "partidista" de la Constitución
El presidente del Congreso quiere evitar cualquier uso "partidista", "interesado" y "oportunista" de la Constitución de 1978 y a ser "prudente" sobre su hipotética reforma. "La dinámica social exige adaptarse de forma permanente, pero la Constitución debe tender a ser un marco de coincidencias, no de discrepancias, y debe ser de todos y para todos", ha enfatizado.
Posada ha comenzado recordando al ya fallecido primer presidente de la democracia, Adolfo Suárez, y poniendo de relieve las referencias que en pro de la convivencia el Rey don Felipe realizó durante su acto de proclamación.
El presidente de la Cámara Baja también ha hecho mención al conflicto catalán para poner de relieve que "no se puede concebir una España sin Cataluña", para pedir que se haga "todo lo posible" para lograr que todos los ciudadanos de esa comunidad se encuentren "reconocidos" en España, y para subrayar que el Parlamento es el lugar donde se debe hablar, debatir y escuchar "hasta la extenuación" para llegar a acuerdos y consensos en este sentido.