Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía explosiona un artefacto en una sucursal de Novacaixagalicia en Vigo

Imagen de archivo de una sucursal de NovaCaixa Galicia.EFE

En la oficina había una bolsa con una caja y una nota que ponía "peligro bomba"

Efectivos de los Tedax de la Policía Nacional han realizado la explosión controlada de un artefacto encontrado en una sucursal de Novacaixagalicia en el barrio vigués de Bouzas. Según ha explicado el vecino que dio la voz de alarma, de madrugada acudió a un cajero a sacar dinero cuando vio en el suelo "una bolsa de papel marrón con una caja de zapatos dentro" y en la bolsa enganchado una hoja escrita con un rotulador negro en la que se leía 'peligro bomba'.
Según ha explicado, en declaraciones a los medios, el joven que encontró el artefacto, Miguel Clemente, vecino de la zona, sobre las 2.00 horas de este lunes acudió a un cajero de NCG situado entre las calles Pescadores y Tomás Alonso acompañado de una chica.

Al introducir la tarjeta en el cajero no podía porque había otra rota dentro, por lo que la retiró para meter la suya. En ese momento vio en el suelo "una bolsa de papel marrón con una caja de zapatos dentro" y en la bolsa enganchado una hoja escrita con un rotulador negro en la que se leía 'peligro bomba'.

Los dos jóvenes salieron del cajero y fueron hacia la Alameda, que está a unos 50 metros, y llamaron a la Policía Nacional. Al lugar se desplazaron efectivosde los Tedax con un robot con infrarrojos, según ha explicado.
Los artificieros de la Policía Nacional entraron, comprobaron que había un paquete sospechoso, y uno de los expertos, con una cuerda, sacó la bolsa y procedieron a la detonación controlada.

Según han manifestado vecinos del lugar, fueron desalojadas las plantas del inmueble que están encima del cajero. Los vecinos apuntaron que escucharon dos detonaciones, una primera más pequeña y una segunda que se oyó en barrios cercanos.

El tráfico permanece cortado en la calle Pescadores y la zona está acordonada. Al lugar acudieron efectivos de bomberos, Policía Nacional y de la Policía Local, para regular la circulación. Por su parte, vecinos de la zona y de negocios ubicados en el lugar están a la espera de que los dejen pasar.