Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía Nacional desmantela tres laboratorios que fabricaban dispositivos para piratear videoconsolas

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas en Alicante, Valencia y Sevilla tras desmantelar tres laboratorios destinados a fabricar dispositivos electrónicos que permiten suprimir las medidas de seguridad de las consolas de una marca para poder usar en ellas juegos ilegales.
En un comunicado, la Policía Nacional ha informado que los implicados vendían, a través de varias webs de productos de segunda mano y páginas de dos mercantiles, packs de videojuegos y terminales neutralizadores por un valor de entre 15,80 y 95 euros. Se han realizado cinco registros en Alicante, Valencia y Sevilla y se han intervenido más de 1.150 dispositivos de neutralización, múltiples videojuegos piratas y más de 1.000 tarjetas microSD y adaptadores.
La operación comenzó cuando un representante legal de la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (ADESE) interpuso una denuncia en la que manifestaba que, a través de un portal de compraventa de segunda mano, una persona ofrecía dispositivos que permitían la neutralización de las medidas técnicas de protección de videojuegos en las consolas de una marca del sector.
Además, habían detectado que esta misma persona ofertaba tarjetas de memoria microSD que contenían entre 100 y 300 juegos piratas y un DVD con más juegos intercambiables. De esta forma los compradores podían utilizar estos videojuegos ilegales junto con los dispositivos neutralizadores en consolas originales, sin que detectasen que eran "piratas".
DISFRAZABAN LA VENTA ILÍCITA ENTRE PRODUCTOS LEGALES
Una vez que los agentes tuvieron toda la información en su poder realizaron varias pesquisas para comprobar los hechos denunciados. Asimismo, tras realizar diversas gestiones se logró identificar a los responsables de dicha mercantilización y se verificó que habían realizado un gran volumen de facturación.
Además, corroboraron que vendían a través de dos web propiedad de dos mercantiles, las cuales disfrazaban la actividad ilícita con la comercialización de dispositivos como si formaran parte de otros productos que vendían de forma legal.
La operación ha culminado con la detención de tres personas en Alicante, Valencia y Sevilla por un delito contra la propiedad intelectual y se han desmantelado tres laboratorios destinados a fabricar dispositivos electrónicos con capacidad de neutralizar las medidas de seguridad de videoconsolas originales.