Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía detiene en Barajas a un empresario vinculado con un millonario ruso señalado por favorecer a Trump

La Policía Nacional ha detenido este lunes en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez a Peter Wakkie, un empresario vinculado con un millonario ruso, Mikhail Fridman, al que los servicios de inteligencia de EEUU acusan de haber ayudado a hackers rusos a acceder a los servidores del Partido Demócrata para favorecer a la campaña del presidente electo, Donald Trump.
Fuentes policiales han confirmado a Europa Press que la detención de Wakkie se ha llevado a cabo pasadas las diez de la mañana en el aeropuerto de Barajas aprovechando que este empresario tenía previsto participar en la capital en una reunión de inversores de Zed+.
Zed+ es un holding holandés que cuenta entre sus accionistas con varios empresarios españoles, según ha informado 'El Confidencial'. De acuerdo a esta información, Zed+ está siendo investigado por el desvío continuado de fondos a sociedades opacas, en algunos casos en manos de destacados dirigentes del Gobierno de Rusia.
Según la información preliminar de la Unidad de Delitos Financiares y Fiscales UDEF), entre esas familias se encuentra la del ministro del Interior, Alexander Kolokoltsev.
La estructura empresarial investigada por diferentes servicios de inteligencia tendría a Mikhail Fridman como 'cerebro'. Este millonario ruso de origen ucraniano aparece en el informe de un espía británico que la CIA y el FBI enviaron la semana pasada a la Administración de Barack Obama y al presidente electo.
Fridman ocupa una de las páginas del citado informe confidencial por su relación de amistad con Vladimir Putin y por haber ayudado supuestamente a Rusia a acceder a los servicios del Partido Demócrata para boicotear la campaña de Hillary Clinton y favorecer la del republicano Donald Trump.