Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos baraja registrar su moción de censura la tercera semana de mayo, antes de las primarias del PSOE

Pablo Iglesias asegura que está convencido de que los militantes del PSOE quieren que su partido rectifique y participe en la moción
Unidos Podemos está barajando presentar su moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a finales de la tercera semana de mayo, en torno al día 18, antes de salir a la calle a promover esta iniciativa en la movilización que ha convocado el 20 de mayo en la Puerta del Sol, y antes de que se celebren las primarias del PSOE el día 21, de las que saldrá el nuevo líder de los socialistas.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reafirmado este jueves que la moción de censura no puede atender a los procesos internos de los partidos ya que "la realidad ha venido dada" y, por ello, viene remarcando que el hecho de que el PSOE esté inmerso en su proceso interno no puede influir en los tiempos de esta iniciativa.
Por ello, el partido morado se plantea registrar la moción en torno al 18 de mayo, y así se lo está trasladando a las organizaciones políticas y de la sociedad civil con las que está manteniendo reuniones desde la semana pasada, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de estos encuentros.
IGLESIAS SÓLO CONFIRMA QUE SERÁ ESTE MES
Eso sí, en sus declaraciones públicas Podemos prefiere mantener la incertidumbre, a falta de seguir hablando con fuerzas políticas y colectivos sociales con contactos en los que están abiertos a recibir propuestas, tanto sobre el programa de gobierno alternativo que presentarán con la moción como sobre los tiempos.
De este modo, Iglesias se ha limitado a afirmar, como ya había avanzado este miércoles, que la moción se registrará sí o sí en el mes de mayo, sin concretar si será antes de la concentración del día 20 y de las primarias del PSOE del día 21.
Aún así, ha insistido en que "esto no va de partidos ni de procesos internos de partidos". "Nosotros no decidimos cuándo se hacía público el 'Caso Lezo'", ha afirmado Iglesias en declaraciones a los medios tras reunirse con la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) y la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) en el marco de esa ronda de contactos para preparar la moción de censura.
"NO HAY EXCUSAS"
"No hay excusas que justifiquen no plantar cara al partido más corrupto de Europa", ha señalado en un claro aviso al PSOE, al que también ha vuelto a pedir que "rectifique" porque, tal y como ha asegurado, está convencido de que los militantes socialistas quieren ver a su formación ponerse de acuerdo con Unidos Podemos para presentar juntos la moción contra Rajoy.
"Creo que buena parte de sus votantes no entienden que permitieran la investidura de Rajoy, que acordaran el techo de gasto, que se alíen para impedir la comparecencia de Rajoy en el Pleno para que no dé explicaciones o que vayan a prestar un diputado al PSOE por Canarias. Estoy convencido de que les querrían ver rectificar y poniéndose de acuerdo con nosotros para esta moción de censura", ha señalado.
Eso sí, Iglesias se ha cuidado mucho de no hacer comentarios sobre el proceso interno del PSOE, y se ha limitado ha señalar que lo que le gustaría es que "rectificaran el apoyo que mantienen al PP". "Pero esto lo tendrá que decidir el PSOE y sus órganos legítimos de dirección. Debemos ser respetuosos y buscar el entendimiento con el próximo secretario general del PSOE. En ese proceso mandan los militantes socialistas y debemos ser respetuosos", ha apostillado.
SIN PISTAS SOBRE EL CANDIDATO
En cuanto al candidato que quieren que encabece la moción, Iglesias tampoco ha dado ninguna pista al respecto. "No nos parece el tema fundamental. La clave es el programa", ha asegurado al ser preguntado sobre si está estudiando la posibilidad de que el elegido sea un independiente.
"Cuando nos preguntan si otros partidos estarían dispuestos a participar y proponer candidatos, nosotros ya dijimos que eso no iba a ser un problema. Lo fundamental no son los partidos ni los nombres, es la necesidad de plantear una alternativa de gobierno. Con los nombres no habrá problemas", ha enfatizado.