Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos considera que Rajoy trata a Baleares como "una colonia vacacional"

Podemos ha considera que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, trata a Baleares como "una colonia vacacional" al asegurar, tras reunirse con el Rey Felipe VI, que quiere que haya más turismo "mientras se despreocupa de los problemas que actualmente se sufren en las Islas".
Según han indicado en un comunicado este martes, con sus declaraciones el presidente mostró "un nuevo ejemplo de su desprecio hacia la ciudadanía" y ha lamentado que impida "una mayor soberanía para los isleños en todos los sentidos".
"Rajoy ha mostrado en su visita a Marivent una carencia de sensibilidad con los problemas de nuestra sociedad que es inaceptable. Nos sorprende el contraste que ha habido entre su preocupación por una supuesta 'turismofobia' y la poca que hamostrado hacia la situación actual que sufrimos de precariedad laboral y social, de saturación turística o de agotamiento de recursos naturales derivados de esta actividad", han expuesto.
Por ello, desde la formación han asegurado que el máximo representante del Gobierno "ha vuelto a mostrar su 'balearfobia', al no pensar que la ciudadanía mejore sus condiciones, sino en seguir recogiendo beneficios".
En este sentido, Podemos ha considerado que a Rajoy "no le preocupan ni la jubilación de las camareras de piso, ni el derecho a la vivienda en las Islas, ni la infrafinanciación ni el Régimen especial que necesitamos por nuestra condición de comunidad insular".
"Lo único que le preocupa es que continuamos siendo una colonia vacacional, demostrando, una vez más, que él no es presidente de los isleños, es el mayordomo de los grandes hoteleros", han criticado.
Asimismo, el partido ha lamentado que se vea al archipiélago balear como "una máquina de hacer dinero" y que a Rajoy "le preocupe más una protesta con confeti que el apuñalamiento de un isleño por parte de un turista este fin de semana".