Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos Valencia niega una 'guerra' interna tras la reunión convocada por militantes: "Es una crisis de cremiento"

Señala sobre el encuentro en Torrent que es "perfectamente saludable" y valora que en la formación el debate es "permanente"
El secretario general de Podemos en la Comunitat Valenciana, Antonio Montiel, niega que haya una 'guerra' interna en el partido tras la convocatoria de un encuentro en Torrent convocado por militantes para este sábado, sino que considera que se trata de "una crisis de crecimiento" y de "efervescencia, de recuperación de nuestras esencias".
En una entrevista concedida a Europa Press, Montiel ha señalado que este acto, "autoconvocado por algunas personas relevantes en el partido, con credibilidad, que han venido trabajando en este tiempo en campañas, en sus municipios", es "perfectamente saludable" y él asistirá "como uno más, dispuesto a escuchar, debatir y asumir críticas".
No obstante, ha matizado que para que los procesos participativos sean efectivos tienen que tener una metodología y ha anunciado que va a proponer al Consejo Ciudadano Autonómico abrir un proceso participativo "en todos los rincones de la comunidad, no un acto puntual".
"Hemos de retomar los orígenes, repensar cuál es la forma idónea de hacer posible nuestro ideario político y eso implica activar una democracia participativa que implica el debate permanente: mala cosa sería si esta fuera una organización en la que la crítica no fuera elemento estructural, aquí no hay unanimidades y eso es saludable", ha manifestado.
Así, tras mostrarse abierto a "gestionar la diversidad" y someterse a la "crítica permanente", ha detallado que el proceso participativo que propondrá pretende construir "una hoja de ruta" hablando con las comarcas y generar una posición política fuerte valenciana de cara al próximo encuentro estatal de Podemos.
En ese cónclave, ha dicho, habrá que reivindicar cuestiones como la federalización del partido porque, según ha explicado Montiel, no tiene sentido que de cara al exterior se presente como única fuerza estatal "que entiende la realidad plurinacional de España" mientras internamente para proponer primarias en Alicante ciudad, por ejemplo, tenga que esperar la autorización de Madrid.
"Esto no es de recibo", ha continuado el dirigente, que apuesta por "dotar de cierta autonomía organizativa a Podemos en cada uno de los territorios".
SIN PENSAR EN "CUOTAS DE PODER"
Antonio Montiel ha remarcado que las sucesivas convocatorias electorales han dejado "un poso de cierto cansancio, agotamiento y frustración" porque esperaban hacer "más cosas y más deprisa" y ahora "aflora la tensión" generada en estos procesos electorales.
Ha asegurado que en Podemos "nadie hace nada pensando en recompensa en términos de cuota o poder" y los militantes, con convocatorias como la de este sábado, pretenden "trasladar su insatisfacción", que él comparte: "Yo también soy crítico con muchas de las cosas que hemos tenido que hacer o vivir en este tiempo".
"DIRECTOR DE ORQUESTA EN LA SOMBRA"
Por otra parte, en relación a la sustitución de Sandra Mínguez como secretaria de Organización en el mes de julio, ha apuntado que "la responsabilidad te obliga a tener que tomar algunas decisiones" y considera que hizo "lo correcto, lo necesario para poder poner en marcha una nueva forma de funcionamiento del partido" y dinamizar la organización.
No obstante, reconoce que siempre lamentará el "terrible error" que cometió, que le "dolió en lo personal", fue "esa torpeza con el mensaje" por el que Mínguez se enteró de su destitución, que además "no estaba destinado a ser enviado a (Pablo) Echenique hasta que no tuviera una conversación más extensa con Sandra".
"Lo hemos hablado y hay muchas más cosas que nos unen que cosas que nos separan", ha aseverado Montiel, que ha agregado que al final tiene que ser "una especie de director de orquesta en la sombra, hacer que la organización funcione, que suene la música de Podemos sin necesidad de forzar nada".