Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos busca convencer al PSOE para prorrogar la comisión de investigación sobre Fernández Díaz, que caduca el día 31

Unidos Podemos quiere prorrogar otra vez la comisión de investigación del Congreso sobre el supuesto uso partidista del Ministerio del Interior en la etapa de Jorge Fernández Díaz, cuyo mandato, que ya se amplió, concluye el próximo 31 de julio.
La citada comisión, aprobada en otoño de 2016 a instancias del PSOE pero que tardó meses en constituirse por la enfermedad del exministro, debía haber concluido formalmente sus trabajos el pasado 9 de junio.
Sin embargo, todos los grupos parlamentarios, a excepción del PP, acordaron en abril ampliarla hasta el 31 de diciembre, dado que hasta entonces sólo habían desfilado por ese órgano el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y el exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña Daniel de Alfonso.
NO HICIERON LOS DEBERES A TIEMPO
No obstante, la oposición no pidió esa prórroga a tiempo y, cuando lo hizo --a finales de mayo-- necesitaba unanimidad porque había que cambiar el orden del día del debate de los Presupuestos y PP y Ciudadanos se negaron.
Ante esta situación, PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT y PNV tenían previsto forzar un pleno urgente para ampliar el plazo de trabajo hasta diciembre, por lo que el PP accedió a cambiar el orden del día proponiendo una prórroga de dos meses, hasta el 31 de julio.
Ya entonces tanto PSOE como Unidos Podemos no descartaban que, cuando se acercara esa fecha, se solicitase una Diputación Permanente --el órgano que sustituye al Pleno en periodos no ordinarios de sesiones-- para reclamar una nueva prórroga.
INSISTE CON VILLAREJO
De entrada, Unidos Podemos se ha reafirmado en la necesidad de contar con más tiempo para recibir a más comparecientes, entre ellos el excomisario ya jubilado José Manuel Villarejo y el exministro socialita Alfredo Pérez Rubalcaba. Dos testimonios que, sin embargo, tienen pocos visados de ser citados en el Congreso porque tanto el PP como el PSOE lo rechazan.
Tras las declaraciones de Fernández Díaz y De Alfonso, a la citada comisión han acudido el exdirector de la Policía Ignacio Cosidó y este miércoles lo harán el ex director adjunto operativo (DAO) de la Policía Eugenio Pino y el que fuera su jefe de gabinete, José Ángel Fuentes Gago, miembros de la llamada "policía política" del anterior equipo de Interior.
Pero Unidos Podemos considera que sus comparecencias abrirán una nueva línea de investigación que requerirá las explicaciones de otros cargos policiales y políticos, según apuntaron fuentes del grupo confederal, que esperan que el PSOE, clave para que la prórroga de los trabajos de la comisión, se avenga a ampliar el mandato de la comisión unos meses más.