Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos también pide la dimisión de Guindos y cuestiona la idoneidad de Soria: "¿No había nadie mejor?"

Iglesias dice que "sería llamativo" que por un "escándalo mediático" el Gobierno se "saltara un concurso"
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha pedido este martes la dimisión "ipso facto" del ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, si se demuestra que "mintió" en la frustrada designación del exministro José Manuel Soria para desempeñarse como director ejecutivo del Banco Mundial.
Esta solicitud para que Guindos abandone el Gobierno, también formulada por el PSOE, se ha verbalizado durante la comparecencia de Guindos ante la Comisión de Economía del Congreso, donde ha acudido a dar cuenta sobre este asunto.
En su intervención, Iglesias ha dirigido al titular de Economía seis preguntas para conocer más a fondo el proceso que llevó al Gobierno a elegir a Soria para ese cargo.
El líder de la formación morada ha cuestionado la idoneidad del exministro para representar a España en el Banco Mundial, un cargo remunerado con 226.500 euros libres de impuestos, un hecho que, a su juicio, "no deja de ser irónico, dada la probada relación de Soria con paraíso fiscales en los que básicamente no se pagan impuestos".
Iglesias ha hecho un repaso del currículum vitae del exministro, del que ha destacado que su función más relevante durante los cinco años que ejerció como funcionario fue asesorar al ministro socialista de Economía Carlos Solchaga, quien, "según cuenta la leyenda", le definió como "un buen economista, aunque un poco facha".
Posteriormente, ha proseguido, ejerció la función pública y se comenzó a ocupar de la empresa Oceanic, "núcleo de la creación de empresas en paraísos fiscales y de cuentas opacas" y, a partir de 1995, "no se baja ya del coche oficial", al menos hasta nueve años después, cuando se conoce que tuvo empresas 'offshore' en Bahamas y Jersey. "¿De verdad no encontraron a nadie mejor que Soria para representarnos en el Banco Mundial?", ha planteado.
¿HUBO O NO HUBO CONCURSO?
Además, Iglesias ha preguntado a De Guindos si de verdad hubo o no un concurso y ha bromeado con el concepto que el Gobierno tiene de esta manera de selección, teniendo en cuenta que el presidente del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, aseguró desde China que el exminitro había participado en uno antes de adjudicarle ese puesto.
Según ha dicho, en un concurso se compite, incluso en los de televisión. "Si usted y el señor Soria fueran al 'Un, dos tres', serían amigos, ministros y residentes en Madrid y les harían competir", ha indicado, provocando risas incluso del ministro.
En todo caso, ha recalcado que si hubiera habido un concurso, éste debería haber contado con un baremo publico y se podría haber impugnado ante la Administración o ante los tribunales. "Entonces --ha preguntado--, ¿Hubo o no hubo concurso? Y si hubo, ¿hubo posibilidad de impugnarlo? Si no lo hubo, se demostraría que Rajoy mintió desde Pekín".
Iglesias también ha cuestionado a De Guindos que haya negado que el de Soria ha sido un nombramiento político porque la competencia de la propuesta no era del Gobierno, sino de la Secretaría de Estado de Economía. A este respecto, ha señalado que, según la Ley del Gobierno, las secretarías de Estado son "organismos ejecutivos del Gobierno".
Además, el líder de la formación morada también ha criticado que ese nombramiento haya sido censurado incluso desde el PP, en el que algunas voces, como la de la exvicepresidenta castellano-leonesa, Rosa Valdeón, llegó a definir como "escandaloso".
En este sentido, Iglesias ha puesto en evidencia las contradicciones del Gobierno sobre si realmente el Gobierno intervino o no en la designación de Soria. "Si a partir de un escándalo mediático el Gobierno le dice a un honesto funcionario que no puede ocupar esta plaza, ¿en qué quedamos? ¿Decide o no el Gobierno? Porque sería llamativo que por escándalos mediáticos el Gobierno se saltara un concurso".