Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos Euskadi advierte del riesgo de que Vista Alegre se convierta en el debate entre dos hombres que viven en Madrid

La formación aprobará este fin de semana en asamblea las demandas que trasladará a los candidatos a la secretaría general
La secretaria general de Podemos Euskadi, Nagua Alba, ha advertido del riesgo de que Vista Alegre II se convierta en el debate "entre dos hombres que viven en Madrid", en alusión a Pablo Iglesias y a Iñigo Errejón, y se excluya "a las voces más alejadas", entre ellas las de Euskadi. Por ello, ha asegurado que la formación aprobará este fin de semana en asamblea las demandas que trasladará a los candidatos a la secretaría general.
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Alba ha asegurado que procesos como la Asamblea Ciudadana Estatal que se celebrará en 10, 11 y 12 de febrero resultan "enriquecedores" y permiten "avanzar en la riqueza política".
Sin embargo, ha advertido del riesgo de que "se puede caer en la trampa" de que "esto se convierta en un debate entre dos personas, entre dos hombres que viven en Madrid", en alusión a los enfrentamientos, a través de las redes socailes, mantenidos por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el número dos de la formación morada, Iñigo Errejón.
A su juicio, ello provoca "que se despolitice absolutamente la discusión" porque se acaba hablando "de con quién se tiene más afinidad personal" y que se "excluya" del debate "a mucha gente que quizás no tenga tanto peso mediático" y "sobre todo, a las voces más alejadas de Madrid".
"En Euskadi queríamos evitar estas dos cosas, queríamos que se politizase mucho el debate y que se oyeran voces distintas, porque en la anterior Asamblea no se escucharon las voces de los Territorios y fue tremendamente centralista", ha lamentado.
En opinión de la dirigente vasca de Podemos, Vista Alegre II "se puede desarrollar en otras condiciones distintas", en las que las propuestas de Euskadi "se oigan bien alto". Por esta causa, celebrará este fin de semana una asamblea autonómica en Durango (Bizkaia) en la que se debatirán "las prioridades y las demandas de Podemos Euskadi para el conjunto de Podemos".
Estas propuestas se trasladarán "a cualquier persona que posteriormente se quiera presentar, tanto a la secretaría general como al Consejo Ciudadano" o que vaya a elaborar "un documento organizativo político de ámbito estatal".
Alba ha aludido a las declaraciones del responsable de Política de Podemos Euskadi, Eduardo Maura, quien advirtió del riesgo "real" de que Podemos caiga "en el 'pablocentrismo' o el 'iñigocentrismo'. "Por lo tanto, quienes tenemos responsabilidades en otros ámbitos, tenemos que evitar que esto ocurra y conseguir que sea un debate sobre contenidos, sobre cómo debe ser el Podemos al que aspiramos para esta nueva etapa", ha añadido.
A su juicio, el "objetivo" debe ser "construir una alternativa de Gobierno" al PP, por lo que, "cuanto más se hable de ideas, de propuestas y menos de las personas que las encabezan, mejor".
La secretaria general de Podemos Euskadi cree "evidente" la existencia de personas con "sensibilidades muy diferentes" y que "se identifican más con unos u otros", como en su caso ocurre con Ada Colau, que ha descartado su participación en la Asamblea, y ha llamado a lograr que todas las ideas "convivan" y se desarrollen "las mejores".
Para Nagua Alba, los "debates" son "sanos y buenos" cuando se desarrollan "por vías democráticas", y ha considerado que la discusión "personal" entre Pablo Iglesias e Iñigo Errejón podía haberse mantenido "de otra forma".
Ante quienes han dado por hecho que Podemos en el País Vasco comparte las tesis de Iñigo Errejón, ha asegurado que "donde hay que situar" a la formación es "en Euskadi".
"Nuestras propuestas se podrían escuchar mucho más y creo que en el primer Vista Alegre no se escucharon voces que o tuvieran un gran peso mediático o no estuvieran en Madrid. Ahora sí tenemos esa oportunidad y tenemos que tomárnosla muy en serio, porque esto tiene mucho que ver con el modelo de Estado que queremos", ha concluido.