Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unidos Podemos, ERC, Compromís y Bildu piden al Gobierno que vele por la seguridad de la Flotilla a Gaza

Unidos Podemos, ERC, Compromís y Bildu han registrado una iniciativa parlamentaria encaminada a instar al Gobierno español a que preste especial apoyo y atención a las condiciones de seguridad de las mujeres participantes en la última Flotilla Rumbo a Gaza que pretende alcanzar la Franja por mar, rompiendo el bloqueo israelí sobre este territorio.
El pasado 14 de septiembre partieron de Barcelona rumbo a Gaza dos veleros con un pasaje compuesto solo de mujeres, entre las que se encuentra la diputada de Unidos Podemos en el Congreso Rosana Pastor.
Su misión no es otra que intentar llegar por mar a Gaza, lo que con toda seguridad impedirá Israel, como ha ocurrido en anteriores ocasiones con iniciativas similares. Sin embargo, el viaje servirá para llamar la atención sobre la situación de los 1,8 millones de palestinos que viven hacinados en la Franja.
En la exposición de motivos de la iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, los partidos que suscriben la proposición no de ley, que habrá de debatirse en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, denuncian que el bloqueo de Gaza "contraviene el derecho internacional humanitario" al imponer un castigo colectivo a la población gazatí.
Pero la iniciativa también quiere que la Cámara Baja inste al Ejecutivo español a "defender, en todas las instancias internacionales oportunas, el derecho internacional a favor del libre tránsito de personas y mercancías desde y hacia Gaza".
Aboga también por que el Ejecutivo español ofrezca apoyo humanitario a la población de Gaza, de manera directa o a través de organismos internacionales o de ONG especializadas, pero "sin intermediación israelí".
RECLAMAR DAÑOS Y PERJUICIOS A ISRAEL
Y exige que el Gobierno español reclame "daños y perjuicios" a Israel por la destrucción de bienes o inversiones donadas por España, o su ciudadanía y asociaciones, como fue el caso del aeropuerto de Rafah, construido con fondos de la cooperación española y destruido por la aviación israelí.
También anima al Ejecutivo a que ponga en marcha mecanismos políticos para el cumplimiento de la conferencia de donantes para la reconstrucción de Gaza, asegurando el desemboso de toda la ayuda comprometida y estableciendo mecanismos de control que garanticen que dicha ayuda pueda llegar a su destino sin que Israel interfiera.