Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos de CyL no ve "manzanas podridas" sino "un cesto infestado" y pide la dimisión de Herrera "por higiene"

El portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos, Pablo Fernández, se ha referido en su intervención a los casos de corrupción que afectan a la Junta de Castilla y León para asegurar que no se trata de "manzanas podridas", sino de un "cesto infestado", por lo que ha pedido la dimisión del jefe del Ejecutivo autonómico, Juan Vicente Herrera, por una cuestión de "higiene" y "dignidad democrática".
Fernández ha criticado que la Junta y el PP hablen de "hecho aislado" cuando se trata, a su juicio, de una "trama de corruptelas que se prolongó en el tiempo" y que "afectó al corazón de su Gobierno durante años".
Así, el portavoz de Podemos se ha preguntado por el coste para Castilla y León de la corrupción, las inversiones perdidas "por empresarios que no quisieron aceptar las mordidas" o los puestos de trabajo "que se han dejado de generar".
Tras preguntar a Herrera si "de verdad se trata de casos aislados" y si el poder del exconsejero Tomás Villanueva se debía a su nombre o a ser miembro de su Gobierno, del que llegó "incluso a ser vicepresidente", por lo que le ha recordado su responsabilidad "in eligiendo e in vigilando".
"Si usted no supo, no vio, no conoció hechos tan graves, tan perjudiciales para nuestra Comunidad, algo que en base a su puesto orgánico en el Ejecutivo ineludiblemente era de su responsabilidad, no sé que hace todavía de presidente de la Junta", ha acusado a Herrera.
En este sentido, ha citado a Aldus Huxley para subrayar que "la ignorancia es superable" y no se sabe "porque no se quiere saber", tras lo que ha insistido en que "esta Comunidad no puede permitirse estar presidida por una persona que no se percata, que no se entera, que no advierte lo que ocurre en el corazón de su Gobierno".
Castilla y León "no merece un presidente que tiene que dedicar más tiempo a intentar tapar los casos de corrupción que a solucionar los problemas de la ciudadanía", después de lo cual ha subrayado que "no basta con pedir perdón", hecho que "por cierto sólo ha realizado una vez" y le ha exigido que dimita.