Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP rechaza tomar más medidas para evitar los desahucios

El PP rechaza tomar más medidas para evitar los desahuciosEFE

El PP ha vuelto a quedarse solo este miércoles en el Pleno del Congreso frente a todos los grupos de la oposición, que reclaman más medidas para evitar que continúen aumentando los desahucios y para dar solución a las familias que ya se han visto afectadas por este problema.

Durante el debate de una moción de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) sobre este asunto, el 'popular' Ernesto Agiar ha avanzado que su grupo no apoyará el texto, que se vota este jueves, porque "el Gobierno ya ha adoptado importantes medidas con resultados positivos y sigue trabajando" en la materia.
"Somos conscientes de que tenemos un grave problema, pero no me parece correcto utilizar el dolor ajeno y el drama que viven miles de familias para intentar tener un rédito político", ha acusado a renglón seguido, insistiendo en que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha sido "el primero" en tomar medidas "desde el primer minuto" para afrontar esta lacra.
El Código de Buenas Prácticas Bancarias, insuficiente
Además, ha recordado que este problema se deriva de "la época del Gobierno anterior", cuando "nadie hizo nada para proteger a los colectivos más vulnerables", y ha defendido que los decretos promovidos por el Ministerio de Economía están permitiendo tanto "dar respuesta a las familias que lo están pasando muy mal" como evitar que estas "malas prácticas del pasado se puedan repetir en el futuro".
"Para usted nada es suficiente. Y comparto que no se puede llegar a todos los sitios, pero no es justo que se diga que el Gobierno no está haciendo nada. Hay medidas concretas y efectivas, aunque las quieren negar o puedan parecer insuficientes, que han permitido a 26.000 familias encontrar solución a su problema hipotecario", ha reiterado Agiar.
Una cifra que, sin embargo, resulta ridícula para el portavoz adjunto de IU-ICV-CHA, Joan Coscubiela, que ha recordado que cuando el Ejecutivo presentó su Código de Buenas Prácticas Bancarias anunció que beneficiarían hasta a 120.000 familias y que ha calificado de "fracaso absoluto" el Fondo Social de Vivienda por culpa de unas condiciones de acceso "draconianas" que "dejan fuera" la mayoría de las solicitudes.
La oposición pide al Gobierno que ayude a las familias en situación difícil
Por eso, cree que hace falta volver a debatir sobre qué se puede hacer, y ha puesto sobre la mesa varias propuestas, como prorrogar, sin esperar a mayo, la moratoria de los lanzamientos para "acabar con la angustia que viven muchas familias" o ampliar el stock de viviendas del Fondo Social con los pisos del 'banco malo' o de las entidades financieras que están vacíos, así como flexibilizar los criterios de acceso a estos alquileres sociales.
Asimismo, ha defendido una propuesta que ya se aplica en otros países, como Dinamarca, de expropiar temporalmente el uso de viviendas vacías que tienen los bancos para darles un uso social, y ha exigido al Ejecutivo que "si no come, al menos deje comer" y retire el recurso de inconstitucionalidad que tiene presentado contra un decreto de la Junta de Andalucía que pretendía precisamente eso.
Coscubiela también ha planteado una propuesta "de cara al futuro" que comparten vivamente todos los grupos de la oposición: La aprobación de una Ley de Segunda Oportunidad que "acabe con la injusticia de que los ciudadanos no puedan reestructurar sus deudas como hacen las sociedades mercantiles" y evitar así su "muerte civil", una carencia que supone una excepción en la UE y que constituye un "clamor en la sociedad".
"El ministro de Economía, Luis de Guindos, nos dijo que el problema de los desahucios se resolverá cuando el mercado se normalice. Vamos, que lo que el mercado provocó, el mercado lo resolverá. Eso sí, no tuvo ni un solo compromiso en relación al presente porque, según dijo, el Gobierno ya lo ha hecho todo y lo ha hecho bien. Pero la realidad lo desmiente, porque la situación sigue siendo dramática para muchas familias y se agrava además por el aumento de lanzamientos de viviendas en alquiler", ha añadido.
Por todo ello, ha expresado su deseo de que el PP sea "sensible esta vez" y vote a favor de esta propuesta, y ha invitado al partido que da sustento al Gobierno a "sumarse" a la negociación de un texto consensuado por la Izquierda Plural con el PNV y CiU, en aras a incluir sus enmiendas.
LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD
Por su parte, la portavoz socialista de Vivienda, Leire Iglesias, ha criticado que De Guindos "echara balones fuera" durante el debate de la interpelación que ha dado lugar a esta moción, buscando asignar la responsabilidad del problema de los desahucios al anterior Ejecutivo socialista, cuando "a las miles de familias que ya lo han perdido todo o que lo perderán lo que les importa son las soluciones que se les puedan dar desde esta Cámara".
Además, ha destacado que los 'populares' están solos frente al resto de la Cámara en el debate sobre la necesidad de una Ley de Segunda Oportunidad, que también reclaman otras instituciones como el Banco Central Europeo (BCE) o el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Se están quedando sin excusas para acusar de irresponsabilidad a nadie que no sean ustedes mismos para no aprobar una Ley de Segunda Oportunidad que no sólo aplace el problema sino que lo solucione", ha advertido.
En la misma línea, el portavoz adjunto de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, ha reconocido que le "asombra" que en estos tres años el PP "aún no se haya convencido de que hay un problema muy grave" que puede solucionar aprobando una Ley de Segunda Oportunidad a la que se "niega tozuda y obcecadamente" a pesar de que es una "solución lógica, justa, democrática e irreprochable".
"No se pueden permitir tres años perdiendo el tiempo cuando existe una solución. No hay derecho moral ni político a simplemente decir lo siento, porque ustedes lo están tolerando, son cómplices por pasividad, y esto no puede seguir así. Salgan de una vez de su burbuja, de su negación permanente de los problemas y de pintar un panorama de rosa que sólo ven ustedes, porque este probl no está disminuyendo, está aumentando", ha añadido.
Por parte de CiU, Lourdes Ciuró ha ironizado con que "lo mejor que ha salido" de las medidas adoptadas estos dos años es que ahora existen estadísticas sobre los desahucios, que demuestran que "el problema sigue y está aumentando", produciéndose ahora desahucios "de segunda generación" cuando familias que ya han perdido su vivienda son también expulsadas del piso en el que viven de alquiler.
"Y mientras, el PP defiende sus medidas y confía en que funcionen cuando llegue la recuperación, pero mientras no se está solucionando el problema de las familias", ha señalado, acusando a los 'populares' de "falta de voluntad política" para apoyar medidas que "ven con buenos ojos" porque son "de sentido común".
En concreto, ha reclamado una Ley de Segunda Oportunidad que incluya mediaciones obligatorias antes de iniciarse la ejecución hipotecaria y durante las moratorias para evitar los desahucios, y ha advertido al Ejecutivo de que se acaba la legislatura y el "giro social" que pretende dar debe producirse rápido porque las familias "no pueden esperar".
Igualmente, el portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, cree que las propuestas de IU-ICV-CHA sí permitirían "paliar" el problema de la insolvencia sobrevenida, que requiere de medidas "claras y contundentes, tanto preventivas como paliativas", y ha puesto al País Vasco como ejemplo de otras intervenciones de diferente cariz que se pueden llevar a cabo.
Por último, Pedro Quevedo (Coalición Canaria-Nueva Canarias) ha rechazado que se acepte que ésta es una situación normal, porque es "de todo punto inaceptable" e "intolerable", y ha criticado también que se intente responsabilizar del problema a las víctimas. "Y ya que no parece haber interés en reformar la Constitución, al menos vamos a cumplirla", ha exigido.