Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ILP intenta retirar su propuesta de la dación en pago y el Congreso lo impide

Escrache de la PAH ante la casa de la vicepresidenta, Sáenz de Santamaría@cebottuit

Las  plataformas ciudadanas, promotoras de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP),  que se tramitó como Proposición de Ley de regulación de la dación en pago, de paralización de los desahucios y de alquiler social, han decidido retirarla. El objetivo sería el de "poner en evidencia que el texto del PP supone el rechazo frontal a esta proposición". El Congreso ha negado la esta posibilidad, porque ya la propuesta ha sido admitida a trámite.

En un comunicado, estas entidades han denunciado la voluntad del PP de aprovechar la tramitación parlamentaria de la ILP "para eliminar las propuestas de esta iniciativa ciudadana".
Sin embargo, desde la Cámara baja recuerdan que tanto la ILP como cualquier otra iniciativa legislativa "pertenece" al Parlamento una vez que ha sido admitida su tramitación, máxime en este caso, en que la propuesta ciudadana --refundida con el proyecto de ley del Gobierno sobre el mismo tema-- está a punto de concluir su tramitación con su aprobación, por parte de la Comisión de Economía.
Los promtores de la Iniciativa Legislativa Popular consideran que la nueva proposición de Ley de medidas "desconoce las legítimas pretensiones de la ILP", entre las que se encuentran la dación en pago retroactiva, la paralización de los desahucios que afecten a viviendas habituales de deudores hipotecarios y la posibilidad de que las personas afectadas puedan permanecer en sus viviendas en régimen de alquiler social.
"El texto que se ha conocido supone una burla a los intereses de las personas afectadas por procesos de ejecución hipotecaria y a la sociedad en su conjunto", se han quejado las entidades defensoras de la ILP, que mantienen que "una vez más, la efectividad del derecho a una vivienda digna consagrado en la Constitución española y en numerosos tratados internacionales de derechos humanos ratificados por el Estado español, queda supeditado a los intereses de las entidades financieras".
Las organizaciones promotoras, entre las que se encuentra la Plataforma Antidesahucios (PAH), CC.OO., UGT, y la Confederación Española de Asociaciones de Vecinos (CEAV), han recordado que ILP fue admitida a trámire en el Congreso y, pese a ello, el PP "elimina todo rastro de la ILP para la dación en pago".
"Con su texto, el PP no resuelve el problema social de la deuda hipotecaria, ni de los que ya han sido desahuciados ni de los que lo serán en el futuro", aseguran.
Finalmente, han insistido en que la ILP permitía ofrecer una segunda oportunidad a las familias liberándolas de la condena financiera, y facilitar su acceso, en régimen de alquiler social, a las viviendas vacías en propiedad de las entidades financieras.
"La reforma del PP, contraria a esos principios, seguirá condenando a la pobreza y a la exclusión social a cientos de miles de personas", han sentenciado.