Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite la 'número dos' de Sanidad tras la llegada de Alfonso Alonso al Ministerio

Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad y Consumo con Ana MatoEFE

La secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, ha presentado su dimisión como 'número dos' del Ministerio de Sanidad a los pocos días de la llegada de Alfonso Alonso al Ministerio de Sanidad en sustitución de Ana Mato, según informaron fuentes del departamento.

Farjas, uno de los nombres que habían sonado como 'ministrable' tras la dimisión de Ana Mato después del auto del juez Pablo Ruz que le situaba como beneficiaria a título lucrativo del 'caso Gürtel', ha expresado su deseo de retomar su actividad anterior a su llegada a Sanidad, el ejercicio de la medicina.
La decisión de la 'número dos' de Sanidad se produce después de que el pasado martes se conociera que Alfonso Alonso, hasta entonces portavoz del Grupo Parlamentario Popular, sustituiría a Ana Mato al frente del Ministerio.
En su primer discurso como nuevo ministro de Sanidad, Alfonso Alonso aseguró que su intención era mantener una política "continuista" lo que resta de legislatura.
Pilar Farjas ha presentado su dimisión después de tres años como secretaria general de Sanidad durante el mandato de Ana Mato, al que llegó tras una legislatura como conselleira del ramo en Galicia como parte del equipo de Alberto Núñez Feijóo.
Nacida en Teruel, aunque coruñesa de adopción, Farjas es licenciada en Medicina por la Universidad de Zaragoza y da continuidad a una trayectoria profesional muy pegada a la administración pública y al Ministerio de Sanidad, donde ya estuvo como directora ejecutiva de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) en la segunda legislatura de José María Aznar, con Ana Pastor al frente de la cartera sanitaria.
En esta segunda etapa, como 'número dos' de Ana Mato en materia sanitaria, se ha encargado de gestionar todos los aspectos relacionados con Salud Pública, Calidad e Innovación, Ordenación Profesional y la Cartera Básica de Servicios y farmacia del Sistema Nacional de Salud (SNS).
De hecho, pocos meses después de llegar al cargo tuvo que defender la reforma sanitaria impulsada por Ana Mato a través del Real Decreto-Ley 16/2012, del 20 de abril, que incluyó medidas polémicas como la retirada de la tarjeta sanitaria a inmigrantes irregulares o la puesta en marcha de un nuevo copago según renta para la compra de medicamentos.
Otras medidas puestas en marcha fueron la desfinanciación de más de 400 medicamentos para síntomas menores, la revisión de la cartera de servicios que se ofrecen en el SNS y la puesta en marcha de una plataforma para centralizar las compras de medicamentos y productos sanitarios.
Y en el ámbito de salud pública, participó en las reuniones celebradas durante la gestión de las repatriaciones de los dos misioneros infectados por ébola en África, si bien fue la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, quien compareció ante los medios de comunicación para dar explicaciones.
Además, los cambios en la organización del Ministerio le han llevado también a presidir la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).
Durante su paso por la Consellería de Sanidad en Galicia, Farjas logró cumplir con su compromiso de reducir las listas de espera en las patologías más urgentes e impulsó la creación de un catálogo priorizado de fármacos, una medida que fue recurrida ante el Tribunal Constitucional por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.
Hospitales polémicos en Galicia
La construcción de nuevos hospitales en Galicia mediante colaboración público-privada fueron otros de los pilares de su gestión. De hecho, su departamento también se vio inmerso en controversia por los modelos de gestión diseñados para los nuevos hospitales de Vigo y Pontevedra, mediante la fórmula de pago aplazado.
Además de tener que afrontar acusaciones de privatización de la sanidad, también tuvo que hacer frente a la polémica por la desactivación de las tarjetas sanitarias de personas sin recursos y parados que dejaron de cobrar la prestación, por lo que su departamento tuvo que habilitar una vía para garantizar asistencia médica a estos colectivos.
Antes de su llegada al equipo de Núñez Feijóo, Farjas era concejala del PP en el Ayuntamiento de A Coruña y se la consideraba muy próxima al alcalde de esta ciudad y líder de la formación 'popular' en la provincia, Carlos Negreira, así como al también coruñés José Manuel Romay Beccaría, ministro de Sanidad entre 1996 y 2000 y actual presidente del Consejo de Estado.