Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piden casi 20 años para un hombre que propinó ocho puñaladas a su pareja en Ciudad Real

El fiscal pide 19 años y medio de cárcel para F.B.P., de 59 años de edad, que propinó ocho puñaladas a su pareja, 16 años menor que él, en Miguelturra (Ciudad Real), víctima que estuvo varios días entre la vida y la muerte.
El juicio está previsto que se celebre en la Sección Segunda de la Audiencia de Ciudad Real entre el martes y el jueves de la próxima semana, días 6 a 8 de junio.
Según recoge el escrito de acusaciones, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron el 14 de noviembre de 2014, después de que la pareja, junto a una hija de una relación anterior y a una hija en común, cenaran sin mayor problema.
En todo caso, la pareja, desde el verano anterior, había visto cómo su relación se había deteriorado y el hombre había ya sometido a la mujer a vejaciones físicas y morales, aunque seguían conviviendo en la misma casa.
La noche de autos, sobre las 2.00 horas de la madrugada, el hombre se acercó a la cocina y cogió un cuchillo de 20 centímetros y se fue al baño con él. Allí lo encontró la mujer que se había acercado al oír ruido y le quitó el cuchillo y lo dejó en la cocina.
Al poco tiempo, el hombre se acercó a la habitación donde estaba ella y le asestó un puñetazo que la dejó aturdida, arrastrándola por la casa. Sus gritos alertaron a la hija mayor, que intentó alejar al hombre de su madre, siendo también agredida por el acusado.
Tras deshacerse de la chica, el hombre se hizo de nuevo con el cuchillo y atacó, primero, a la mujer en el cuello, para, luego, darle otras siete puñaladas en diversas partes de cuerpo.
Cubierta en sangre, la mujer fue hallada por una vecina que se acercó a la casa por el alboroto que se había generado, persona que avisó a los servicios de Emergencia.
El hombre fue localizado por agentes de la Guardia Civil, de rodillas, en la puerta de una de las habitaciones de la casa. El hombre está acusado de los delitos de asesinato en grado de tentativa, maltrato habitual, amenazas y maltrato familiar.