Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piden casi 38 años de prisión para un hombre que mató a su mujer y al jefe de ésta

La Fiscalía Provincial de Almería va a solicitar 37 años y ocho meses de prisión para un hombre de 51 años procesado como autor confeso de la muerte, en mayo de 2015, de su esposa y del jefe de ésta. Finalmente ha sido acusado de dos delitos de asesinato, así como de otros dos de maltrato en el ámbito de la violencia contra la mujer.


Según señala el escrito provisional de la Fiscalía, el acusado planeó el crimen después de que su esposa manifestara que no deseaba seguir casada con él tras varios episodios de maltrato recientes, una situación que el presunto maltratador no aceptó máxime cuando sospechaba que la víctima tenía una relación sentimental con su jefe.
Así, el Ministerio Público mantiene que el acusado se dirigió la mañana del 3 de mayo del pasado año desde su casa de Campohermoso en busca de su esposa en su vehículo portando dos escopetas de caza de su propiedad "con el firme propósito de acabar con su vida" sabiendo que ésta se hallaba "aislada" en casa de su madre, en el paraje del Barranco de los Lobos de Sorbas (Almería).
Una vez en la vivienda, donde la mujer cuidaba de su madre enferma de Alzheimer y de un hermano también muy enfermo en el cortijo "ubicado en esa zona solitaria", siendo la víctima "más vulnerable frente a sus intenciones" -ahonda la Fiscalía-, el acusado "efectuó dos disparos" de modo "sorpresivo" y "sin opción ninguna de defensa" contra la mujer, quien estaba "desarmada" y "sola".
La mujer falleció sobre las 10,45 horas debido al segundo disparo, que efectuó a una corta distancia sobre una zona vital de la víctima cuando esta ya había caído al suelo a consecuencia del primero de tiros.
El acusado, "siguiendo con su plan", acudió con su vehículo hasta el semillero que el jefe de ella tenía en Níjar y por el que "había estado merodeando varias veces los días anteriores". Así, "intencionadamente y de modo igualmente sorpresivo" habría acabado igualmente de dos disparos con el hombre, que estaba "desarmado y en compañía de nadie"
La fiscalía solicita para el acusado, que en el momento de los hechos tenía "intactas sus facultades intelectivas y volitivas", 19 años de prisión por el presunto asesinato de su esposa y 17 años por el crimen contra el jefe de ella.
MALOS TRATOS PREVIOS
Igualmente, el Ministerio Público interesa otros 20 meses de prisión por al menos dos episodios de malos tratos que tuvieron lugar los días previos a la fecha del crimen, durante la Semana Santa de 2015, en los que el hombre agredió con un guantazo a su mujer y en presencia de sus hijos mayores de edad durante una discusión en la que la acusaba de tener una relación con otro hombre.
El acusado también fue sorprendido días después por otro de sus hijos cuando la víctima estaba tumbada en la cama contra su voluntad sujetada con fuerza de un brazo por el presunto maltratador, quien deberá indemnizar a sus dos hijos así como a los dos hijos del jefe de su mujer y a la esposa de este con un montante total de 600.000 euros.
Para el encausado, que tras el doble crimen se entregó voluntariamente en el cuartel de la Guardia Civil y que será enjuiciado por un jurado popular, el fiscal pide también una orden de alejamiento de 25 años sobre los allegados de las víctimas.