Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piden 20 años de cárcel para el hombre acusado de matar a su expareja en Pontesampaio (Pontevedra)

El juicio tendrá lugar desde este lunes 12 hasta este viernes 16 en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra
La Fiscalía solicita 20 años de prisión para el acusado de matar a su expareja en Pontesampaio (Pontevedra) tras apuñalarla reiteradamente tras una discusión en el interior del coche de la mujer. En concreto, los hechos se produjeron en la madrugada del 24 de octubre de 2015.
El acusado JA.I.B mantuvo una relación sentimental durante aproximadamente nueve meses con la mujer asesinada, C.R.P. Sin embargo, fue esta última quien puso fin a dicha relación en el mes de agosto de 2015, pero el acusado no aceptó dicha ruptura de buen grado, según ha indicado la Fiscalía en un escrito.
Aproximadamente dos meses después, en la madrugada del 24 de octubre de 2015, el acusado esperó a su expareja en las inmediaciones del domicilio familiar de ésta, en Pontesampaio, y cuando C.R.P llegó conduciendo el vehículo le dijo que quería hablar con ella y subió al coche con su consentimiento.
Ya en el interior del automóvil comenzó una discusión entre ellos y, durante la misma --sobre las 3,45 horas--, el acusado atacó a la mujer con un arma blanca "de forma inesperada" y "con el ánimo de acabar con su vida". Así, la hirió dentro del coche y, cuando ésta logró salir de él, le volvió a clavar el arma varias veces.
HEMORRAGIA MASIVA
Como consecuencia de la brutal agresión, la mujer falleció casi inmediatamente debido a las 20 heridas sufridas y, singularmente, a tres de ellas que le causaron una hemorragia masiva y shock hipovolémico.
Por su parte, el acusado, al oír los gritos de un vecino de la zona, se apoderó del vehículo y huyó del lugar a bordo del mismo. Finalmente, lo dejó abandonado en un camino en el medio del monte.
Por todo lo relatado, el acusado se encuentra en situación personal de prisión preventiva desde el 25 de octubre de 2015, un día después del asesinato de su expareja.
Según ha precisado el Ministerio Fiscal, los hechos descritos son legalmente constitutivos de un delito de asesinato con alevosía, en el que concurre la circunstancia agravante de parentesco. Así, por este delito procede imponer al acusado, ha defendido la Fiscalía, la pena de 20 años de prisión, con la pena accesoria legal de inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena.
Asimismo, apuesta por que se le prohíba al acusado residir o acudir al término municipal durante un periodo de 25 años, así como se le imponga la medida de seguridad de libertad vigilada durante ocho años.
INDEMNIZACIÓN
De igual modo, el acusado deberá indemnizar a los padres de la víctima con la cantidad de 60.000 euros cada uno, así como a sus tres hermanos, pero a estos con 20.000 euros por cabeza.
La Fiscalía considera conveniente el mantenimiento de la medida cautelar de prisión preventiva del acusado acordada el 25 de octubre de 2015 al persistir las razones que justificaron su imposición y a fin de garantizar su presencia en la vista oral.
El juicio tendrá lugar desde este lunes 12 de diciembre hasta este viernes día 16 en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra, concretamente a las 10,00 horas.