Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Personal laboral de las Embajadas españolas ultima protestas para reclamar subidas de sueldo, congelado desde 2009

Los trabajadores de Embajada y Consulado españoles en Argentina, en huelga desde el lunes para pedir un aumento del 25% en 2017
El personal laboral de la Embajada española en Argentina iniciará el próximo lunes una huelga indefinida para reclamar una negociación salarial que mejore sus retribuciones, en la que podría ser la primera de una serie de protestas de este colectivo, que tiene congelado el sueldo desde 2009, según han informado CSIF, CC.OO. y UGT.
El caso de Argentina es uno de los más "sangrantes", denuncian los sindicatos, porque a la congelación de los sueldos se une la altísima inflación. Así, los trabajadores de la Embajada y los consulados españoles en ese país reclaman una subida salarial inmediata del 25 por ciento, con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2017, y aumentos anuales del 10 por ciento en 2018 y 2019.
También piden que se convoque la Comisión Técnica del Personal Laboral en el Exterior y que se reúna la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones, que es quien decide las remuneraciones de este colectivo. CC.OO. destaca que la situación en Argentina es tal que el 93 por ciento del personal laboral ha llegado al acuerdo de secundar esta huelga.
No obstante, UGT también ha anunciado otra jornada de huelga en la Embajada española en Canadá para los días 14 y 15 de junio, y avisa de posibles protestas en Estados Unidos y Guinea Ecuatorial si el Ministerio de Hacienda y Función Pública no convoca pronto una mesa negociadora y hace una propuesta de subida salarial. CSIF ha avisado de que también puede haber protestas en las Embajadas españolas en Australia y Finlandia, mientras CC.OO. alerta de la situación en Costa Rica.
Por su parte, fuentes del Ministerio de Exteriores, consultadas por Europa Press, han puntualizado que por el momento la única huelga convocada es la de Argentina y que se han pactado servicios mínimos tanto en la Embajada como en los cinco Consulados (Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Rosario y Bahía Blanca).
Los sindicatos subrayan que el colectivo de personal laboral en el exterior es el único de la Administración que no ha visto compensada la congelación salarial que se impuso en 2010. "Me gustaría ver si algunos pueden vivir con sueldos de 1.800 euros en Helsinki o en Sidney", ha lamentado el responsable de Exterior de CSIF, Javier Sastre.
Por su parte, Sebastián Trenado, de UGT, avisa de que incluso sueldos mensuales de 4.000 euros pueden suponer estar "por debajo del umbral de pobreza" en Canadá. Trenado ha asegurado que los Ministerios de Exteriores y Economía presionan para mejorar la situación de estos trabajadores --la mayoría de ellos dependen de estos dos Departamentos--, pero las retribuciones dependen de Hacienda.
"Los trabajadores ven como los diplomáticos sí tienen revisiones salariales, muy contundentes", ha lamentado Trenado, que considera que este no es un "problema puntual" sino "un desastre en la organización del Servicio Exterior".
REUNIÓN EL PRÓXIMO LUNES
Los representantes del personal laboral español en el Exterior tienen el próximo lunes una reunión con el subdirector general de Relaciones Laborales, Héctor Casado. No obstante, la huelga en Argentina no forma parte del orden del día, sino que es una reunión para abordar la posibilidad de que este colectivo celebre elecciones sindicales, según ha explicado a Europa Press Osmany Llanes-Melo, de CC.OO.
CSIF dispone de informes inflacionistas de una primera veintena de países (Andorra, Argentina, Australia, Bélgica, Bolivia, China, Ecuador, Emiratos Árabes, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Haití, Israel, Marruecos, Pakistán, Portugal, República Checa, Rusia, Tanzania y Venezuela).
Su Servicio Exterior ha recibido comunicaciones de trabajadores de países como Venezuela, Argentina, Ecuador, Marruecos, Emiratos Árabes o Alemania reclamando la mediación del sindicato con la Administración española para lograr una revisión salarial.