Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Peritos caligráficos achacan a Jordi Jr. la anotación manuscrita de un número de cuenta en Andorra atribuido a su padre

El estudio se ha realizado sobre apunte "seixanta tres mil vuits cents" deu" aportado por Andbank al juez a través de la comisión rogatoria
La defensa de la familia Pujol ha entregado al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata una prueba caligráfica en la que asegura que fue el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, el que hizo una anotación caligráfica que había sido atribuida a su padre sobre un número de cuenta desde la que el clan hacía movimientos de su fortuna en Andorra.
Así figura en las conclusiones del informe realizado por los peritos del Gabinete Jurídico Pericial Orellana, al que ha tenido acceso Europa Press, en base a un documento que fue remitido por la entidad bancaria Andbank, antigua Banca Reig, al magistrado mediante comisión rogatoria.
En el documento, los peritos han analizado la frase manuscrita "seixanta tres mil vuits cents deu", que se refiere al número de cuenta 63.810 expresado en catalán. Para llevar a cabo el análisis, han comparado el documento remitido por Andbank con las firmas de los DNI de padre e hijo, además de la escritura de la misma frase que ambos realizaron en las oficinas del gabinete pericial el pasado 10 de marzo.
NO PERTENECEN AL PUÑO Y LETRA DE JORDI PUJOL
Analizando la dimensión, la inclinación, la altura o la proporcionalidad de los trazos, además de la tensión o la firmeza utilizadas para la escritura, los peritos estiman que los documentos manuscritos "no pertenecen al puño y letra" del expresidente de la Generalitat.
Sí aprecian, en cambio, "importantes concordancias caligráficas" con la letra de Jordi Pujol Ferrusola, según figura en las conclusiones del informe, fechado el pasado 19 de abril, por lo que afirman que la letra sí pertenece al hijo mayor.
El juez De la Mata ya hizo mención en el auto del pasado 25 de abril, con el que se autorizó la entrada y registros en los domicilios y dependencias del matrimonio Pujol-Ferrusola, sobre ciertas operaciones en esa cuenta, que se abrió en el año 2000 con 307 millones de pesetas.
Entre la documentación que aportó el banco andorrano, se encontraba un documento firmado por el primogénito fechado el mismo día que se abrió el depósito en el que se explica que él no es el dueño de los fondos que se ingresan, sino su padre.
DIJO SER EL PROPIETARIO
Posteriormente, el exdirigente catalán rubricó en mayo de 2001 otro papel en el que afirmó ser el propietario de la cuenta 63.810 y declaró a su mujer, Marta Ferrusola, heredera de este depósito en caso de defunción. "El documento está firmado por Pujol Soley de dos formas, su propia grafía y el número de la cuenta manuscrita y en letras, tal y como consta en la cartulina de firmas", dice el auto.
El informe pericial aportado ahora a la causa, al que ha tenido acceso Europa Press, viene a rebatir estas pruebas que apuntan la presunta responsabilidad en la gestión de estos fondos del expresidente de la Generalitat de Cataluña.
La información remitida de la banca del Principado subraya varios movimientos de esta cuenta que, según apunta, concluyeron en diciembre de 2010 dejando el saldo a cero. Entre ellos, destacan cinco traspasos en efectivo a la cuenta de Josep Pujol Ferrusola, como los 149.943 euros que se pasaron en junio de 2010 y de 1.145.000 euros en octubre del mismo año, dejando el saldo en negativo.