Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pere Navarro: "La mejor forma de introducir cambios es renunciar"

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha renunciado este miércoles a seguir liderando el partido y a ser su primer secretario, así lo ha dado a conocer este miércoles en rueda de prensa en la sede de su formación en la que ha asegurado que "la mejor forma de introducir cambios es renunciar al cargo que desempeño". Navarro no ha querido señalar los fallos de su gestión aunque ha reclamado su propuesta de reforma federalista de la Constitución como forma de evitar el "choque de trenes" entre el Estado y Cataluña.

La renuncia de Pere Navarro ha llegado tras una consulta con los diferentes líderes del partido y cuando solo faltan tres dían para la celebración del Consell Nacional de los socialistas catalanes que tendrá lugar el próximo sábado. Navarro considera que "la mejor forma de introducir cambios es renunciar a su cargo", la primera secretaría del partido, al tiempo que se ha puesto a disposición de sus compañeros para diseñar su futura colaboración y presencia en el Parlament.
Navarro ha convocado un Consell Nacional del partido para este sábado 14 de junio para que colectivamente se tomen "las decisiones oportunas" sobre el futuro del partido, entre ellas, cuándo se celebra un congreso extraordinario, si de forma inmediata, o si pasados unos meses y tras el congreso de julio que celebrará el PSOE.
Una trayectoria de reveses electorales
Navarro asumió el cargo de primer secretario en un congreso del PSC en diciembre de 2011 y, tras acumular varios reveses electorales, ha decidido poner punto y final a su etapa al frente del partido.
Tras la última debacle electoral, en las elecciones europeas de mayo, Navarro se propuso recoser el partido introduciendo nuevas caras en la Ejecutiva e intentando un acercamiento a los sectores críticos.
El socialista, que fue alcalde de Terrassa (Barcelona) durante 10 años, quería celebrar un Consejo Nacional para visualizar estos cambios, pero ante la falta de apoyos que ha encontrado, ha decidido dimitir.
Al asumir el liderazgo del socialismo catalán, Navarro recibió el encargo de recuperar el PSC después de que este perdiera las autonómicas de 2010 y fuera desalojado de la Generalitat tras siete año de gobierno.
El dirigente socialista no ha logrado este objetivo, y la suma de reveses electorales ha fracturado el partido en numerosas ocasiones, surgiendo varios movimientos críticos con la dirección.