Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez pide una campaña "limpia, austera, rigurosa y sin descalificaciones"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido este domingo a los socialistas que, para las elecciones municipales y autonómicas del mes de mayo, hagan "una campaña limpia, próxima, austera, rigurosa y sobre todo sin descalificaciones y con propuestas".

Ante unos 3.500 asistentes, muchos de ellos candidatos locales, que han participado en la clausura de la Conferencia Municipal que ha celebrado el PSOE este fin de semana, Sánchez se ha mostrado convencido de que si lo hacen así, ganarán los próximos comicios y podrán "gobernar para la mayoría".
"Os pido, como candidatos, que hagamos una campaña positiva, constructiva, austera, cercana, comprometida socialmente, sin insultos y con propuestas", ha insistido el líder de los socialistas, que ha recalcado que los "enemigos" de su partido son la desigualdad, la pobreza y el paro.
Sin mencionar a otro contrincante que no sea el PP, a cuyo máximo dirigente y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy , ha dirigido los mayores ataques, Sánchez sí ha avisado de que en las próximas elecciones hay algunos partidos que se presentan con la bandera de la "regeneración", en evidente alusión a Podemos y Ciudadanos, y otros con la de la "economía", en referencia al PP.
Sin embargo, ha recalcado, el PSOE ofrece ambas cosas, regeneración y economía, porque cree que son imprescindibles para la recuperación justa que los socialistas proponen a todos los españoles, desde "tierra firme".
En la clausura de la conferencia también ha tomado la palabra el expresidente Felipe González. Además, en primera fila estaba el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, con quien se le ha visto charlar brevemente, aunque el gesto del exjefe del Ejecutivo ha sido serio en gran parte del acto.
Zapatero no había entrado en el pabellón de Ifema junto a los oradores. Lo ha hecho minutos antes con la presidenta del PSOE, Micaela Navarro, y otros dirigentes socialistas.