Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quién debe dirigir el PSOE tras las 17 dimisiones: Una gestora o Sánchez?

Después de que 17 miembros de la Ejecutiva socialista presentaran ayer sus dimisiones con el objetivo de forzar la salida de su líder, Pedro Sánchez, se abre una duda sobre quién debe dirigir el partido: los anti – Sánchez dicen que se debe nombrar a una gestora y los pro – Sánchez dicen que el secretario general sigue siendo Pedro Sánchez y, por tanto, es él quien lleva las riendas. Esta mañana está convocada la Ejecutiva Federal, a la que ya no pertenecen los dimisionarios, mientras que los dirigentes críticos reunirá la Comisión de Ética y Garantías para que valore la situación.

Según los críticos con Pedro Sánchez, tras la dimisión de la mitad más uno de los miembros de la Ejecutiva Federal, esta se disuelve y una gestora debe asumir la dirección del PSOE y convocar un Congreso Extraordinario, que será el encargado de elegir una nueva dirección.
Sin embargo, el número tres del partido, César Luena, aludiendo al artículo 36 de los Estatutos –artículo al que se agarran ambos bandos- dijo ayer en rueda de prensa que el líder sigue siendo Sánchez y que es el Comité Federal –al que ya no pertenecen los 17 dimisionarios- quien debe convocar un Congreso extraordinario para la elección de una nueva Comisión Ejecutiva Federal". La dirección insiste que deben decidir los militantes.
Así y tras una intensa tarde en Ferraz, hoy a las 10.30 está convocada la Ejecutiva Federal, o lo que queda de ella, con el objetivo de convocar el Comité Federal previsto para el sábado. Igualmente, los críticos quieren convocar al Comité de Garantías para que valore el proceso a seguir.
En cualquier caso, de momento, el objetivo de los dimisionarios, que era forzar la salida de Pedro Sánchez, no se ha conseguido.