Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez pide a las "fuerzas del cambio" que dejen "atrás los vetos"

Pedro Sánchez pide a las "fuerzas del cambio" que dejen "atrás los vetos"EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha vuelto a pedir a las "fuerzas del cambio" que dejen "atrás los vetos, las líneas rojas y las exclusiones" para que al final "haya un gobierno progresista, reformista, en beneficio de la mayoría de los españoles".

Así lo ha hecho en el marco de una reunión con representantes de la industria cultural española para dar a conocer su propuesta de programa de gobierno, donde los socialistas establecen sus "prioridades" pero también "soluciones concretas a los problemas más urgentes de la ciudadanía y de la sociedad española".
Sánchez ha recalcado que al "dar un paso al frente" y aceptar el encargo de presentarse a la investidura, el PSOE ha querido "asumir la responsabilidad en primera persona", después del "escapismo" del presidente en funciones, Mariano Rajoy , que siendo un "candidato a la fuga" situó a España "en una posición de bloqueo institucional, de desgobierno".
Ahora, ha remachado, el PSOE va "intentar formar un gobierno progresista y reformista", que, a su juicio, "es lo que necesita el país", y para el que ha vuelto a apelar a Ciudadanos y a Podemos, a quienes se ha referido como "las fuerzas del cambio".
"SOLUCIONES CONCRETAS"
Para ello, ha recalcado que los socialistas han fijado ya un programa "para un acuerdo de gobierno" que fija las prioridades y las "soluciones concretas", haciendo frente a los desafíos de España, comenzando por el de la falta de oportunidades laborales.
Sánchez ha recalcado que el PSOE está comprometido a aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, pero también a "reducir la tasa de paro en cuatro años a la mitad de lo que está ahora mismo".
En segundo lugar, el líder de los socialistas ha destacado su plan de emergencia social para luchar contra la desigualdad y la pobreza "que sufren muchos colectivos en el país como consecuencia de la crisis y también de los recortes perpetrados por el PP".
En la misma línea, ha destacado su propuesta para aprobar una ley de lucha contra la pobreza energética" o el compromiso de "convertir las becas en un derecho".
En tercer lugar, ha hablado de la lucha contra la corrupción y el planteamiento del PSOE de que los partidos que "están siendo investigados o incluso sean culpables de financiación irregular sean responsables patrimoniales". También ha destacado la reforma de la ley electoral para garantizar la paridad, establecer la limitación de mandatos o desbloquear las listas electorales.
En definitiva, ha insistido en que "el cambio" que defienden los nuevos partidos es "que haya un gobierno progresista y reformista" para todos los españoles.