Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guerra abierta en el PSOE tras la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva

Antonio Pradas, diputado por Sevilla y hombre de Susana Díaz en la Ejecutiva, y Eva Matarín, madrileña, muy cercana a Tomás Gómez, hacían entrega hoy de las 17 dimisiones que han buscado poner contra las cuerdas a Pedro Sánchez. El líder del PSOE ha recibido un escrito donde los dimisionarios exigen el cese de sus funciones y la disolución de la ejecutiva, aunque, detalle burocrático, todavía faltarían algunas firmas. Entre las caras más conocidas, la presidenta del partido, Micaela Navarro, o los presidentes autonómicos, Emiliano García-Page y Ximo Puig. También la exministra Carme Chacón o el madrileño Tomás Gómez, que fue destituido por Sánchez. Diecisiete de los 38 miembros de la dirección se bajan del barco socialista. A los que hay que añadir dos dimitidos anteriores y el fallecido Pedro Zerolo. Así las cifras, los críticos cuentan 20 vacantes, la mitad más uno de los miembros, e interpretan que, según estatutos del partido, obligaría a un Comité Extraordinario. A primera hora sonaban ya voces de sirena que al final se han cumplido.