Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez celebra que Rajoy tenga que declarar en persona: "No todo iba a ser vía plasma"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha celebrado este martes la decisión del tribunal de la Audiencia Nacional de obligar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a declarar en persona en el juicio del caso 'Gürtel': "Buena noticia. No todo iba a ser vía plasma", ha escrito en su cuenta de Twitter.
El tribunal que juzga la primera época de la trama Gürtel (1999-2005) ha citado al jefe del Ejecutivo para el próximo día 26 de julio. La sala ha adoptado esta decisión con el voto en contra del presidente del tribunal, Ángel Hurtado, que era partidario de la videoconferencia que había solicitado el presidente.
También ha la presidenta de la Comisión de Justicia del Congreso y diputada del PSOE, Margarita Robles, se ha congratulado de esta decisión que ha enmarcado en "la normalidad democrática y la normalidad de la Justicia" y que, desde su punto de vista, supone "una muestra más de la igualdad de los ciudadanos ante la ley".
"Las declaraciones por videoconferencia son para casos totalmente excepcionales", ha explicado Robles, magistrada en excedencia, en los pasillos del Congreso, donde se ha mostrado "segura" de que la sala ha valorado todos los argumentos que dio el presidente del Gobierno y ha llegado a la conclusión de que "lo más razonable para el buen funcionamiento de la Justicia es que la declaración sea presencial".
TIENE QUE DAR EJEMPLO
En su opinión, "precisamente" por su condición de jefe del Ejecutivo, Rajoy "tiene que dar ejemplo" y "llevar con normalidad el comparecer ante un tribunal en calidad de testigo para declarar sobre aquello que se le pregunte".
En este contexto, ha remarcado que, aunque "lamentablemente" el Gobierno "no se preocupa mucho por la Justicia" y los presupuestos en esta materia "son muy limitados", los jueces están "trabajando con absoluta normalidad". "Es una muestra mas de la igualdad de los ciudadanos ante la ley, de la normalidad democrática y de la normalidad en el mundo de la Justicia", ha insistido.