Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los retos de Sánchez, un secretario general que no es diputado

Del congreso de junio, tendrá que salir un nuevo equipo socialista, aunque hay quien ha decidido no esperar a que le sustituyan. El hasta ahora portavoz en el congreso, Antonio Hernando, ha presentado su dimisión inmediatamente después de conocer la victoria de Sánchez. Fue su mano derecha, abanderado del ‘no es no’ y después de la abstención. De momento, la dirección del partido la seguirá llevando de forma interina la gestora hasta la celebración del congreso federal socialista en menos de un mes. Ahí se deberá cerrar el modelo político y económico de un PSOE con una nueva ejecutiva y un programa ganador, el de Sánchez, más a la izquierda en materia fiscal y social y con intención de promover la reforma de la Constitución con Cataluña como uno de sus asuntos principales. Sánchez, que no es diputado, tiene minoría de apoyos parlamentarios dentro de su partido. En el Congreso también se planteará la gestión de la moción de censura presentada el viernes por Podemos.