Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Patxi López quiere "reconstruir" el PSOE desde una "izquierda exigente" y autónoma y unirlo sin ir "contra nadie"

Cree que la abstención fue un "error", no quiere un PSOE "atemperador" de las políticas PP y exige que el PSC vote en primarias
El exlehendakari Patxi López ha presentado este domingo su candidatura a la Secretaría General del PSOE y ha explicado que su voluntad es "reconstruir" el partido y hacerlo "desde la izquierda exigente", que es "autónoma" del resto de partidos y que no busca simplemente ser un "analgésico atemperador" de las políticas de la derecha. Además, ha explicado que su objetivo es que del 39 Congreso salga un partido unido y, por ello, quiere sumar a todos a su candidatura, también al ex secretario general del partido, Pedro Sánchez.
Así se ha pronunciado López en la presentación de su candidatura a los periodistas, en un acto sencillo pero cuidado en la Fundación Diario de Madrid. El diputado vasco ha llegado a la sala acompañado de su mujer, Begoña Gil, y se ha dirigido directamente al estrado, forrado en rojo y con un cartel con las siglas del partido, que también se leían en el fondo del escenario, junto a una enorme rosa.
El exlehendakari ha explicado que ha decidido dar el paso una vez que el Comité Federal ha puesto fecha al Congreso, ha asegurado que se siente con fuerzas para llegar a la Secretaría General y desde el primer momento ha sentado las bases de su discurso: "Nos hace falta un PSOE renovado, unido y con un proyecto claramente progresista y de izquierdas que consiga el apoyo de la mayoría social de nuestro país, para, juntos, recuperar derechos y libertades y para avanzar en igualdad y progreso colectivo", ha dicho.
A LOS MILITANTES: "QUIERO EL PARTIDO QUE QUERÉIS VOSOTROS"
Y también desde el inicio ha apelado a los militantes para que le ayuden a construir ese nuevo proyecto político que derrote a la derecha. A ellos les ha dicho después, antes de poner fin a su intervención, de algo más de una hora, que "siempre" les ha "escuchado" y para defender que él puede encabezar el partido que quieren. "Yo quiero el partido que queréis vosotros", ha afirmado.
Su objetivo, ha dicho, es liderar el partido desde una "izquierda transformadora" que acabe con las políticas de la derecha y con un proyecto autónomo. No quiere, ha explicado, definir su proyecto por la "cercanía con una fuerza o con otra" y, por eso, no va a hablar de las relaciones con Podemos, porque el PSOE tiene su espacio propio y es el de la izquierda "exigente" que combate las políticas de la derecha.
Ése, ha señalado, es su proyecto, "volver al socialismo" y hacerlo "sin matices y con claridad", para defender la libertad y la igualdad. Así, ha defendido que será necesario hablar con el PP para los pactos de Estado, pero ha recalcado que tiene "muy claro" que "el PSOE es la oposición" y quiere liderarla con propuestas alternativas que les diferencian de la derecha.
Y lo ha explicado con un ejemplo: en lugar de "atemperar" la reforma laboral del PP con un pacto con el Gobierno, prefiere "derogarla" buscando el apoyo del resto de partidos de la oposición.
López también ha recalcado que estuvo en contra de la abstención para dejar gobernar al PP, pero ha defendido que después no votó en contra porque cree que hay que respetar las decisiones de los órganos del partido. Eso, ha defendido que ahora no quiere mirar al pasado sino al futuro.
A partir de ahora, ha explicado que trabajará por un proyecto que una al partido y sume a todos. Según ha dicho, también le gustaría sumar al ex secretario general, con quien ha explicado que habló este sábado, para comunicarle sus planes, como hizo con el resto de exlíderes del PSOE y sus dirigentes territoriales.
ASEGURA QUE LLEVARÁ SU CANDIDATURA "HASTA EL FINAL"
Según ha dicho, él no se presenta "contra nadie" ni para "impedir" que otras personas se presenten. Eso sí, también ha subrayado que su voluntad es de ir "hasta el final" y ha subrayado que no está aquí para hacer "pactos con nadie" y evitar que los militantes voten en primarias.
Su objetivo ha dicho, es presentar un proyecto a la militancia y que ellos decidan, porque tienen "derecho a elegir". Eso sí, también ha asegurado que no va a dar "ni un solo argumento" en contra de otros compañeros que quieran presentarse.
Además, ha evitado hablar de poderes orgánicos y ha subrayado que por eso, precisamente, a acudido a la presentación "solo". "No son tiempos de cálculos de poder sino de hacer propuestas claras a los militantes", ha asegurado, para después asegurar que rechaza las "etiquetas dentro del PSOE".
Así lo ha hecho cuando se le ha preguntado si se ve heredero del 'sanchismo'. Ha ironizado con que no sabe si ahora habrá "patxismo o susanismo", pero ha recalcado que rechaza esa nomenclatura y ha recalcado que "todos" son socialistas, aunque tengan pensamientos diferentes, y se trata de defender un proyecto y un candidato. "No creo que haya dos partes en el PSOE y yo nunca voy a jugar a que haya dos partes en el PSOE", ha remachado.
Eso sí, ha recalcado que él no es "crítico", es "oficial" del PSOE y quiere representar a todos sus militantes. Además, ha hecho hincapié en que, una vez acabe este proceso de primarias y los militantes hayan elegido, habrá que ser "suficientemente inteligente" para "buscar cómo sumar" en el Congreso, para que sea el de "la unidad" y salga un PSOE "fuerte".
PIDE NEUTRALIDAD A LA GESTORA Y QUE NO DECIDA NADA SOBRE EL PSC
Además, ha explicado que cree y confía en que la Gestora se comporte "de manera neutral", con una "absoluta imparcialidad", durante los próximos meses, en los que no cree que deba tener en cuenta de manera especial a los candidatos para tomar sus decisiones. Eso sí, cree que deben contar con el conjunto del partido.
Pero sí ha hecho un aviso a la dirección provisional del PSOE. Les ha pedido que no tomen ninguna decisión sobre las relaciones con el PSC, porque, a su juicio, este asunto debería abordarse en el Congreso. Además, ha defendido que los militantes socialistas catalanes no pueden quedar fuera de las primarias y ha avisado que así lo defenderá, porque sería "un error mayúsculo".
"No entiendo que el secretario general del PSOE pueda ser elegido sin que ningún socialista catalán participe en esa decisión", ha remachado. En su opinión, si el PSOE dejara al PSC fuera de sus procesos, estaría lanzando el mensaje de los socialistas no tienen "una fórmula" para el encaje de Cataluña en España y que los catalanes no pueden "convivir" con el resto de España.
López ha explicado que todavía sigue trabajando en la composición de su equipo y diseñando su campaña, pero sí ha avanzado donde quiere que sea su primer acto: en su pueblo, Portugalete, previsiblemente el próximo fin de semana.
Aunque ha entrado solo a la sala, en la misma ya se ha visto a algunas de las personas que apoyan su candidatura. Estaban el exconsejero vasco Rodolfo Ares y el exportavoz en el Senado Oscar López, dos de los responsables de las últimas campañas electorales con Pedro Sánchez como candidato.
También estaba Juan Ramón Ferreira, exjefe de Gabinete del último secretario de Organización, César Luena, y el coordinador de actos de la antigua dirección, Marcos Ramírez.
"LEALTAD, COMPAÑERISMO Y FRATERNIDAD"
López ha explicado que ya irá desgranando propuestas pero ya ha avanzado que su modelo de partido pasa por un PSOE "con un liderazgo colectivo" y que recupere "el valor de la lealtad, el compañerismo y la fraternidad".
Y ha defendido la necesidad de "una mayor implicación de las agrupaciones", porque hace falta "una militancia activa". "No somos un movimiento asambleario, pero tampoco el nuestro es un modelo presidencialista", ha afirmado.
Además, ha dicho que quiere un partido comprometido con el feminismo y que defienda una España "casa común de todos y todas". Por lo que se refiere al modelo territorial, ha apostado por el modelo federal que entiende al país de manera "plural y diversa".