Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parlamento vasco crea una ponencia para reformar el Estatuto de Gernika desde el "respeto" a la ley y a la voluntad

EH Bildu se abstiene y el PP vota en contra, aunque participarán en los trabajo del foro
El Parlamento vasco ha aprobado este jueves la constitución de una ponencia para abordar una reforma del Estatuto de Autonomía de Gernika desde el "respeto" al ordenamiento jurídico y a la voluntad "democráticamente expresada" por la ciudadanía vasca. La creación de este grupo de trabajo ha sido apoyada por el PNV, Elkarrekin Podemos y el PSE-EE, mientras que EH Bildu se ha abstenido y el PP ha votado en contra, aunque participará .
La constitución de la ponencia, que retomará los trabajos de un foro similar creado en la Cámara en la pasada legislatura, ha sido aprobada por el pleno del Parlamento autonómico, que ha debatido sobre esta iniciativa a propuesta del PNV y el PSE-EE, formaciones que sustentan el Gobierno vasco.
Los jeltzales y los socialistas han consensuado finalmente una enmienda de transacción con Elkarrekin Podemos. Pese a que no han apoyado la iniciativa, EH Bildu y el PP han confirmado que participarán en los trabajos de este foro.
El texto plantea la creación de una ponencia parlamentaria específica para la "actualización del autogobierno de Euskadi". Este grupo de trabajo buscará "el máximo consenso posible entre diferentes" para alcanzar "una formulación abierta, pero concreta", sobre las 'bases y principios' para la reforma y actualización del sistema de autogobierno de Euskadi.
La resolución aprobada este jueves indica que, de acuerdo a dichas 'bases y principios', este foro parlamentario "establecerá/acordará la fórmula/procedimiento más adecuado para la elaboración de un borrador de texto articulado que anuncie una reforma del Estatuto de Gernika respetando el ordenamiento jurídico".
De todas formas, en otro apartado del documento se afirma que la ponencia también "respetará la voluntad política democráticamente expresada por la ciudadanía vasca".
El objetivo es actualizar el sistema de autogobierno "como oportunidad para que una mayoría amplia y plural de vascos renueve el pacto político y social que le permita hacer frente a los retos presentes y futuros".
"DERECHOS SOCIALES Y ECONÓMICOS"
Además, se establece que el autogobierno ha de ser entendido "en un sentido amplio", de forma que se contemple en el mismo "la consolidación y extensión de los derechos sociales, económicos o culturales", así como "la solidaridad intergeneracional, el diseño de la arquitectura institucional interna de Euskadi o nuevas formas de relación entre las instituciones y la ciudadanía".
El portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar , ha destacado que el objetivo es lograr una reforma con el consenso "más amplio" posible, aunque ha advertido que eso no puede suponer la aceptación de los "vetos".
Egibar ha recordado que su partido aspira a que la actualización del sistema de autogobierno reconozca la "identidad nacional" de Euskadi y que los ciudadanos vascos tengan "la palabra y la decisión" en torno a este cambio de estatus político, aunque ha reconocido que el PNV y el PSE tienen algunas "diferencias" en relación a este asunto. Para ello, ha explicado que "si es posible", les gustaría que el texto que pueda aprobarse en la ponencia sea sometido a una consulta "habilitante" antes de negociarlo "con otras administraciones".
PONENCIA "COJA"
Por parte de EH Bildu, Maddalen Iriarte ha lamentado que el texto que establece la creación de la ponencia "condicione el rumbo" de la misma, al establecer como límite de sus trabajos el respeto al "ordenamiento jurídico".
Iriarte ha criticado que, de esa forma, este foro parlamentario nazca "cojo", puesto que el "único límite" debería ser "lo que la ciudadanía exprese y decida democráticamente". De todas formas, ha explicado que su grupo no "obstaculizara" la creación de este órgano y que participará en él para que los ciudadanos de Euskadi "tengan abiertas todas las opciones de futuro".
El portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, ha argumentado que 37 años después de la aprobación del Estatuto de Gernika, es necesario reformarlo para adaptarlo a las nuevas realidades sociales. Además, ha recordado que el actual estatuto "sigue incompleto".
A su juicio, el nuevo estatus político de la comunidad autónoma no debería limitarse al ámbito "territorial", sino que debería incluir garantías de protección de los derechos sociales y de las distintas "identidades nacionales". También ha reivindicado el "derecho a decidir" de los ciudadanos de Euskadi, pero se ha mostrado partidario de abordar esta reforma "prescindiendo de los términos clásicos que aúnan las condiciones de Estado y nación".
"PLURALIDAD"
Desde el PSE, Jose Antonio Pastor se ha mostrado partidario de alcanzar un nuevo "acuerdo entre diferentes" que dé lugar a un modelo "más solidario y útil" para las personas, en el que se garantice el respeto a los derechos sociales y a la "pluralidad". En todo caso, ha subrayado que los cambios que puedan aprobarse en la ponencia deberán adecuarse al "ordenamiento jurídico", puesto que de lo contrario sólo generarán "frustración".
Borja Sémper, del PP, ha considerado que "no es necesario" reformar el Estatuto de Autonomía. "En todo caso, no es urgente", ha añadido. Además, ha pedido a quienes defienden su modificación que aclaren en qué términos pretenden llevarla a cabo, y ha advertido sobre el riesgo de que el debate acabe "en un callejón sin salida", tras lo que ha pedido al PNV que atienda a lo ocurrido con el proceso independentista catalán.