Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento catalán estudiará si actúa contra los diputados de la CUP por quemar fotos del Rey

La Mesa del Parlament estudiará la semana que viene si abre un procedimiento contra los seis diputados de la CUP que rompieron fotos del Rey en una rueda de prensa en la Cámara, en base al Código de Conducta y al Reglamento de la institución.
En declaraciones en los pasillos del Parlament, el vicepresidente primero de esta institución, Lluís Corominas, ha explicado que han decidido abordarlo la semana que viene porque no estaba previsto en el orden del día de la Mesa de este martes, y que así lo han avalado todos sus integrantes menos el PP, que acude a la reunión como invitado.
Según Corominas, en caso de que se iniciara un procedimiento contra los diputados anticapitalistas podría acabar en amonestaciones, suspensiones y multas, pero no en reprobaciones "porque, como tal, no existen" en el código de conducta.
También ha advertido de que abrir un procedimiento es un proceso largo que no acaba con la consideración que tome la Mesa, y ha evitado ir más allá alegando que es una cuestión que abordarán la semana que viene.
CÓDIGO DE CONDUCTA
El código de conducta establece que los diputados deben mantener "en todo momento" una conducta respetuosa con los otros diputados y con los ciudadanos, y una actitud escrupulosa y ejemplar de acuerdo con el principio de igualdad sin discriminación por razón de género, orientación sexual, creencias, ideología, origen o condición social, étnica, lengua o cualquier otra.
Añade que esta actitud debe implicar siempre la utilización de un lenguaje adecuado, y también un sistema de relación basado en la interacción constructiva, cordial y dialogante con todas las personas y colectivos sin exclusión.
También indica que en las comparecencias públicas ante los medios de comunicación, los diputados del Parlament deben cuidar "la actitud, el lenguaje utilizado y el trato hacia los profesionales de la información y el resto de las personas que estén presentes, con la finalidad de preservar la dignidad de la institución parlamentaria".