Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento de Cataluña aprueba la ley de consultas por amplia mayoría

El Parlamento de Cataluña ha aprobado este viernes la ley de consultas no refrendarias y de participación de ciudadana con los votos a favor de CiU, ERC, ICV, PSC, la CUP y el diputado no adscrito Joan Ignasi Elena. En contra se han mostrado PP y Ciutadans. Ahora tendrá que ser publicada en el Diario Oficial de la Generalitat una vez que la haya firmado el presidente Mas, momento en el que el Gobierno central ha anunciado que procederá a impugnarla ante el Tribunal Constitucional previo dictamen del Consejo de Estado.

El bloque soberanista --CiU, ICV-EUiA, CUP y Elena-- considera que esta norma es el marco legal necesario para convocar la consulta del 9N, algo que no comparte el resto de grupos: PSC --que sin embargo ha apoyado la ley-- y PP y C's, que la han rechazado.
A la espera de que el Diari Oficial de la Generalitat (DOGC) publique el texto para que entre en vigor y de que el presidente Artur Mas firme después el decreto de convocatoria del 9N, el Gobierno central ya ha advertido de que la legislación no contempla la consulta, porque "las reglas son las que son".
De los 135 diputados de la cámara, 106 han votado a favor, 28 en contra y una parlamentaria no ha acudido al pleno por enfermedad: la democristiana Marta Llorens.
Segunda ley de consultas
Es la segunda ley de consultas que aprueba el Parlament: la primera es de 2010, en la última legislatura del segundo tripartito presidido por José Montilla (PSC), y regulaba las consultas refrendarias, especificando que se necesitaba el aval del Estado para materializarlas, aunque el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) la recurrió ante el Tribunal Constitucional (TC).
Según el diputado Josep Rull (CiU), el texto permitirá a los catalanes disponer "de las mejores herramientas para que la nación pueda decidir", aunque ha dicho que no es una ley hecha 'ad hoc' para el 9N.
Para la diputada de ERC Gemma Calvet la norma es totalmente constitucional, y, tras proclamar que este viernes es un "día histórico", ha instado al Gobierno central a no recurrirla ante el TC.
Ferran Pedret (PSC) ha defendido este viernes el 'sí' de su partido a norma porque es una buena herramienta para promover la participación ciudadana, pero ha avisado de que en ningún caso es "el instrumento" para convocar la consulta del 9N, y que, si así se hace, supone desconocer la ley.
El portavoz adjunto del PP en la cámara, Santi Rodríguez, ha lanzado un mensaje al PSC en su intervención: "Hágannos caso. Déjense de puñetas y voten que 'no", y ha destacado que el rechazo de su grupo es un 'sí' a la democracia.
Desde ICV-EUiA, Dolors Camats ha lamentado la actitud de quienes ven "tan problemático" para algunos preguntar a la ciudadanía, porque es básico en cualquier democracia, y ha destacado que el objetivo debe ser vertebrar una nueva manera de hacer política para acercar a representantes y representados.
El líder de C's, Albert Rivera, ha instado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a asumir que no tiene competencias para la consulta del 9N y ha definido el texto aprobado como "un golpe al Estatut y a la Constitución".
El diputado de la CUP Quim Arrufat ha alertado de que habrá quienes "fracturarán lo que haga falta" antes de dejar que los catalanes voten; y el diputado no adscrito y exmilitante del PSC Joan Ignasi Elena ha proclamado que la norma responde al anhelo colectivo de los catalanes.
Concentración
Mientras la cámara hacía este debate, partidarios y detractores de la independencia de Cataluña se han concentrado ante el Parlament coreando consignas y exhibiendo pancartas, y la tribuna de invitados del pleno se ha llenado, entre los cuales había las activistas independentistas Muriel Casals (Òmnium Cultural) y Carme Forcadell (ANC).
También han asistido a la tribuna el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; el presidente de la Diputación de Barcelona, Salvador Esteve; el de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet; el de la Diputación de Girona, Joan Giraut; el secretario general de UGT Cataluña, Josep Maria Álvarez, y el secretario general de CC.OO. Cataluña, Joan Carles Gallego.