Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pleno del Parlament da este miércoles el primer paso para agilizar la ruptura con España

Aprobará el impuesto sobre 'bienes de lujo' y debatirá sobre la eutanasia
El pleno del Parlament aprobará este miércoles el primer paso para reformar el reglamento de la Cámara que impulsan JxSí y la CUP y que busca agilizar la ley de transitoriedad jurídica, una de las leyes de 'desconexión' de Cataluña con el resto de España.
El pleno de este miércoles y jueves celebrará el debate de admisión a trámite de la propuesta de reglamento de los independentistas, que tiene la luz verde asegurada ya que JxSí y la CUP suman la mayoría absoluta necesaria --72 diputados-- para que prospere.
La reforma del reglamento contiene varios puntos, algunos de funcionamiento de la Cámara, pero el clave busca permitir que los grupos parlamentarios puedan tramitar las leyes por 'lectura única', el procedimiento de máxima urgencia.
Tramitando esta ley de desconexión por este procedimiento --que permite aprobar normas con un único debate en el pleno--, JxSí y la CUP buscan agilizar al máximo su aprobación para que el Estado tenga el mínimo margen de maniobra para reaccionar contra ella.
La reforma del reglamento de la Cámara tiene la oposición frontal del resto del arco parlamentario: PSC, PP, SíQueEsPot y Cs ya se han opuesto a ella e incluso han intentado que no llegara ni a debatirse en el pleno por considerarla una iniciativa que acorta el debate y "antidemocrática".
Tras su admisión a trámite este miércoles, la reforma iniciará su recorrido en el Parlament: se abrirá un periodo para presentar enmiendas al articulado y se debatirá en comisión y en ponencia antes de que vuelva al pleno para la votación final.
Precisamente, el pleno llega tras trascender unas declaraciones del diputado de JxSí Lluís Llach en un acto de marzo en las que afirmaba que el Govern prevé "sancionar" a los funcionarios que no apliquen las leyes de 'desconexión'.
El Govern ha evitado valorar las palabras del diputado y ha asegurado que "protegerá" a los funcionarios, pero esto no ha impedido que varios grupos de la oposición hayan censurado las declaraciones.
DETALLES DEL REFERÉNDUM
Otro de los momentos destacados del pleno se prevé en la interpelación de SíQueEsPot al vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, donde le exigirán que detalle "cómo y cuándo" piensa convocar el referéndum.
En el pleno también se aprobará el impuesto sobre activos no productivos de las personas jurídicas, conocido como el impuesto de 'bienes de lujo', un tributo que negociaron JxSí y la CUP para forjar el pacto de los Presupuestos de 2017.
Con un mínimo exento de 500.000 euros o de 100.000 si no hay ningún inmueble, el impuesto gravará activos de personas jurídicas como bienes inmuebles, vehículos de motor de 200.000 caballos o más, embarcaciones de ocio de más de ocho metros de eslora, aeronaves, objetos de arte, antigüedades y joyas.
Además, se aprobará una iniciativa conjunta de JxSí, el PSC, SíQueEsPot y la CUP para llevar al Congreso una reforma del Código Penal para despenalizar la eutanasia y de ayuda al suicidio.
El pleno de esta semana también debatirá la validación del decreto ley 2/2017 por el que se modifica la entrada en vigor del impuesto sobre las bebidas con exceso de azúcar y se fija para este 1 de mayo.