Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlament propone que los catalanes decidan su relación con la UE tras el referéndum

El Parlament ha aprobado este jueves una moción que insta al Govern a que abra un debate tras el referéndum que pretende hacer este año para que los catalanes decidan la relación que quieren mantener con la UE.
El punto de la moción, que ha presentado la CUP en el pleno y ha transaccionado con JxSí, expone que, tras un referéndum vinculante sobre el futuro político de Cataluña y un proceso constituyente de la república catalana, "tendrán que permitir abrir un debate nacional y democrático sobre el modelo de relaciones exteriores", que se decidirá a través de instituciones y procesos participativos.
Pide que el debate tenga, en particular, "una visión sobre Europa y la relación con la UE, que el pueblo catalán libremente quiere tener desde el ejercicio del derecho a decidir" y en beneficio de sus soberanías sociales y nacionales.
El punto de la moción ha recibido el apoyo de la CUP, JxSí y SíQueEsPot y el rechazo de Cs, PSC y PP, cuyo diputado Juan Milian ha reprochado que esa opción no cumple con el programa con el que los 'cupaires' se presentaron a las elecciones --pedían salir de la UE-- ni con el de JxSí, que abogaba por quedarse.
La moción pide al Govern defender activamente las libertades individuales y colectivas, así como los "derechos colectivos de los pueblos y, en particular, su derecho a la autodeterminación" y la justicia social en el marco de la Declaración Universal de los Derecho Humanos.
Este punto ha salido adelante gracias a los votos a favor de los grupos parlamentarios de la CUP, JxSí y SíQueEsPot, con la abstención del PSC y pese a los votos en contra de Cs y PP.
Otro de los puntos de la moción de los 'cupaires' que ha prosperado es el que pide defender ante la UE la necesidad de un nuevo proyecto europeo que corrija "los déficits sociales y democráticos y sociales" de la UE.
"Este nuevo proyecto ha de permitir hacer frente de manera decidida y con firmeza el aumento de la xenofobia y la extrema derecha", finaliza el punto, que ha sido secundado por toda la Cámara excepto por el PP, que ha votado en contra.