Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlament pide al TSJC no "criminalizar" a Forcadell en Twitter con la etiqueta #casoForcadell

La Mesa del Parlament ha aprobado este martes enviar una queja formal al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) por "criminalizar" a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, al utilizar la etiqueta #casoForcadell para informar de la investigación contra ella a través de la cuenta oficial en Twitter.
La iniciativa ha sido aprobada este martes en la reunión semanal de la Mesa con los cinco votos que suman JxSí y SíQueEsPot --todos ellos investigados en la misma causa que Forcadell-- y pese al rechazo del PSC y Cs --un voto cada uno--, han explicado fuentes parlamentarias.
La queja formal se hará llegar al TSJC, así como al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y al Síndic de Greuges de Catalunya, y en ella se explica que el tribunal empezó a utilizar la etiqueta #casoForcadell en Twitter el 16 de noviembre de 2016: "Posteriormente se ha utilizado en varias ocasiones y ha sido replicada por otros usuarios".
La Mesa entiende que usar el apellido de su presidenta "focaliza la causa en su persona, vulnera el derecho a la presunción de inocencia, a la intimidad y a la protección de sus datos personales", y por ello solicita que deje de informarse con la etiqueta #casoForcadell.
Las citadas fuentes han explicado que el TSJC utiliza este hashtag tanto para mensajes sobre Forcadell como sobre el resto de miembros soberanistas de la Mesa investigados, y que "varias veces" ha informado en la red social antes de comunicarlo a los propios afectados.
NO HAY CRITERIO PERIODÍSTICO
También alerta de que "no hay ningún criterio periodístico" que pueda amparar esta actuación a través de Twitter, que supone una falta de respeto a la institución parlamentaria y a su presidenta, añade el texto.
Las citadas fuentes confían en que el TSJC "entenderá y aceptará" la queja y, por lo tanto, cambiará esta práctica en futuras informaciones sobre la investigación a Forcadell y al resto de miembros soberanistas de la Mesa.