Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Palacio de Congresos de Palma abrirá el 1 de abril al estar "todos los impedimentos jurídicos resueltos"

El nuevo Palacio de Congreso de Palma de Mallorca abrirá "en pocos meses", concretamente el próximo día 1 de abril, al estar ya "todos los impedimentos jurídicos resueltos", según ha avanzado el vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, durante la presentación de esta infraestructura en la Feria Internacional del Turismo (Fitur).
"Nos vamos a dejar la piel en que sea un éxito para todos", ha manifestado en nombre de Meliá Hotels International, la empresa adjudicataria del Palacio de Congresos y del hotel anexo, Meliá Palma Bay, expresando así su "compromiso" con esta infraestructura.
El alcalde de Palma, José Hila, ha dicho tener "la seguridad" de que desde Meliá se hará "una gestión positiva" para la ciudad, al mismo tiempo que ha dicho esperar que todo el dinero invertido en la obra se traduzca en empleo y en actividad económica.
"YA LO TENEMOS"
Hila ha resaltado que el Palacio de Congresos era una infraestructura era "muy esperada" para que Palma logre complementar su oferta turística y, por ello, tras los "muchos años" de obstáculos para finalizarla, ha proclamado: "Ya lo tenemos. Ya no hay obstáculos legales de ningún tipo".
El Palacio de Congresos ha sido diseñado por el arquitecto Patxi Mangado y cuenta con una ubicación privilegiada a la entrada de la ciudad y frente al mar. Tiene 6.365 metros cuadrados de superficie y capacidad para albergar hasta 3.100 personas, con las más modernas instalaciones, entre las que se incluye una sala magna de 970 metros cuadrados. Por su parte, el hotel anexo dispone de 268 habitaciones, bar, restaurante, spa, salas de reuniones y piscina.
En este sentido, Gabriel Escarrer ha recalcado que uno de los objetivos es consolidar a la capital balear como destino de incentivos, convenciones, eventos y congresos (MICE) de primera magnitud. De hecho, quiere que se convierta en uno de los 50 primeros destinos de este tipo.
Asimismo, se ha marcado como reto que, "una vez estabilizada" la actividad del Palacio de Congresos -aproximadamente en cuatro años--, haya tenido "más de 77.000 visitantes" y "más de 21.000 millones de euros de ingresos".
Durante la presentación, tanto Hila como Escarrer han incidido en la necesidad de que Palma de Mallorca alargue su temporada de turismo a los meses de primavera, otoño e invierno. Al respecto, han asegurado que a finales de este año, finales de octubre o principios de noviembre, se celebrará un gran evento de las empresa automovilística.
En el acto también ha intervenido Gabriel Barceló, el vicepresidente del Gobierno Balear, que ha hecho hincapié en esta cuestión sobre la necesidad de repartir "mejor" el número de visitantes que recibe la ciudad. Y ha afirmado que el nuevo Palacio de Congresos de Palma puede ayudar a tal fina ya que atraerá mucho turismo de reuniones durante los meses de primavera y otoño.